Escribe para buscar

Tags: ,

Exhuman a un combatiente de la Batalla de Villarreal.

Este pasado sabado, tubo lugar la exhumación de los restos de un combatiente de la Guerra Civil en las proximidades de Legutio (Araba).

La exhumación se ha llevado a cabo por un grupo de técnicos de la Sociedad Aranzadi, dirigido por el antropólogo forense Paco Etxeberria. El hallazgo de los restos de este combatiente se realizó de manera fortuita a finales del mes de marzo del pasado año, en la subida al monte Albertia, un terreno de pinar situado no muy lejos del núcleo urbano de Legutio.

En el enterramiento fueron hallados restos óseos compuestos por fragmentos de una escápula izquierda, una clavícula y costillas; así como abundante material de  cartuchería y cuero, pertenecientes a las cartucheras de un combatiente de la Guerra Civil.

Contexto

Todo parece indicar que los restos encontrados corresponden a un combatiente vasco muerto posiblemente a finales de 1936, durante la ofensiva del ejército vasco para la toma de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, que dio inicio a la conocida como Batalla de Villarreal.

El 30 de noviembre de 1936 el ejército vasco comenzó la ofensiva de Villarreal con la finalidad de arrebatar Gasteiz a los golpistas, e iniciar, de esta manera, la liberación de los territorios vascos ocupados por el ejército rebelde. La ofensiva se prolongó durante casi un mes por todo el frente. Estas semanas de lucha terminaron sin la consecución de los objetivos deseados y arrojaron numerosas pérdidas humanas y materiales, que los historiadores estiman en unos 1.000 muertos y más de 3.000 los heridos. En las zonas más próximas a Legutio y al monte Albertia las bajas corresponden a combatientes de todo el abanico ideológico que componíanel frente Villarreal; nacionalistas, comunistas, anarquistas o socialistas quedaron esparcidos por los campos y montes que circundan la villa.

Plan de fosas

El Gobierno Vasco lleva trabajando desde 2002 en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil. A finales de 2015 se presentó el Plan Vasco 2015-2020 de investigación y localización de fosas.

En lo que va de año, se han realizado tres exhumaciones: la primera en el monte Txaldatxur de Donostia (28 de enero), la segunda en el monte Urkullu de Larrabetzu (4 de febrero) y la de este sábado en Legutio.

Etiquetas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.