Escribe para buscar

Gasteiz homenajea a la Red Álava, la organización clandestina antifranquista

Este sábado por la mañana, Vitoria-Gasteiz y las instituciones vascas han recordado a las personas que colaboraron con la Red Álava, organización clandestina antifranquista de solidaridad con los presos y de espionaje a favor de los aliados en la II Guerra Mundial. Este acto de memoria y reconocimiento ha tenido lugar coincidiendo con el 75 aniversario del fusilamiento en Madrid del gasteiztarra Luis Álava Sautu, responsable-delegado de esta red. En el acto han estado presente familiares de las víctimas, el lehendakari Iñigo Urkullu, el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran.

Con este acto institucional, se ha recordado que durante la Guerra Civil y comienzos de la dictadura franquista, entre 1936 y 1940, la red bautizada con el apellido de Luis Álava realizó innumerables acciones solidarias y de asistencia a favor de los presos, exiliados y sus familias. Sus miembros también actuaron de correos entre los dirigentes presos y exiliados, además de espías para los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Para llevar a cabo sus acciones, la Red Álava llegó a contar con casi medio centenar de integrantes. En ella concurrieron mujeres y hombres de toda clase social de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa.

Durante el acto institucional, en el Paseo de la Senda, muy cerca de la calle Manuel Iradier, donde residió Luis Álava, se ha descubierto una placa conmemorativa de memoria y reconocimiento de las personas que colaboraron con la Red Álava, muy especialmente, de las “mujeres invisibles” que a partir de 1936 pusieron en marcha y dinamizaron el Servicio Interior de Información, dependiente del Gobierno Vasco presidido por el Lehendakari José Antonio Agirre. Las instituciones vascas expresan asimismo su deseo de que la placa conmemorativa contribuya a la “reparación por las detenciones, condenas, fusilamiento y años de cárcel sufridos en defensa de las libertades por las personas procesadas y condenadas en la ‘causa sumarísima 103.590”.

Caída de la Red Álava, juicio sumarísimo y ejecución de Luis Álava

Luis Álava Sautu nació en Vitoria-Gasteiz el 18 de noviembre de 1890. Ligado desde joven al mundo nacionalista, fue candidato a diputado a Cortes, y al estallar la sublevación militar de julio de 1936 ostentaba el cargo de presidente de la Junta Municipal del PNV en Vitoria-Gasteiz. Tras la ocupación de Francia, en junio de 1940, información recabada por policías españoles y alemanes en la delegación en París del Gobierno Vasco hizo posible la caída de la red. Los miembros de esta fueron detenidos en el invierno de 1940-1941 y juzgados sumarísimamente. Como resultado, Luis Álava fue ejecutado el 6 de mayo de 1943, en el cementerio del Este de Madrid, y 19 miembros más condenados a largas penas de prisión.

Además del acto institucional, el homenaje se ha completado con la inauguración de una exposición y la presentación de un documental en la Sala Araba de Dendaraba, también en Vitoria-Gasteiz, centrados en las mujeres que fueron quienes, primordialmente, articularon y formaron parte de la Red Álava.

Ellas fueron las que, rendido el Ejército vasco y en plena represión franquista contra sus miembros, primero se desplazaron a las cárceles y, además de llevar la solidaridad a los presos, hicieron de correo entre los dirigentes nacionalistas encarcelados y exiliados. Por las informaciones obtenidas por la Red Álava pudieron salvarse vidas humanas evitando fusilamientos.

Pero la Red Álava no se limitó, únicamente, a estas funciones. En las vísperas y en los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial, la red informó a los Aliados sobre los efectivos militares españoles, las obras de defensa del Pirineo, armamento, o sobre actividades alemanas e italianas en España, aportando de esta manera el apoyo vasco a las potencias democráticas en la contienda mundial.

Así, la exposición ‘Red Álava. Mujeres invisibles, solidaridad y espionaje (1936-1947)’, cuyo comisario es el historiador y profesor de la UPV/EHU Josu Chueca, saca a la luz la acción que desarrollaron estas mujeres y hombres, los motivos humanitarios y políticos que la motivaron y, sobre todo, trata de destacar el papel de las mujeres como sujetos activos de la resistencia antifranquista desde el anonimato y su lucha contra el fascismo. La muestra está promovida por Sabino Arana Fundazioa, y colaboran en ella el Gobierno Vasco, el Instituto Gogora de la memoria, la convivencia y los derechos humanos, y la Fundación Vital.

A lo largo del recorrido, se podrán conocer testimonios originales conservados en el Archivo de Sabino Arana Fundazioa de tres de las cuatro protagonistas que articularon la Red Álava: Bittori Etxeberria, Itziar Mugika, Delia Lauroba y Tere Verdes.

Asimismo, el documental ‘Red Álava, la red de mujeres invisibles’, producido por Baleuko, recoge las voces originales de las mujeres implicadas en esta organización, ilustradas con los dibujos de Iñaki Madariaga, así como la participación de familiares, periodistas, escritoras y escritores, e investigadores.

Intervenciones

Por su parte, el lehendakari Iñigo Urkullu ha resaltado el “ejemplo de solidaridad” dado por Luis Álava Sautu y “la red de mujeres invisibles en momentos difíciles, un ejemplo de compromiso valiente, inteligente y eficaz. El compromiso de enfrentarse a la violencia sin violencia, utilizando solo las armas de la inteligencia. El ejemplo de la Red Álava y las mujeres invisibles nos da fuerza para seguir trabajando por el encuentro social y la convivencia”, ha manifestado.

En su intervención, el diputado general de Álava, Ramiro González, ha resaltado que la Red Álava constituyó un episodio histórico que “protagonizaron personas comprometidas, con firmes convicciones éticas y democráticas, y que hoy reciben un merecido reconocimiento y homenaje por parte de las instituciones vascas y alavesas. Rememorando su hazaña y su valentía, queremos mostrar el respeto y el reconocimiento de toda la sociedad alavesa y vasca. Quisiera, además –ha añadido–, que los actos de hoy sirvieran de especial homenaje a todas esas mujeres, que lucharon activamente con valentía. Queremos recuperar y homenajear a ellas y a todas las mujeres invisibilizadas, relegadas y silenciadas por la historia. Queremos escuchar sus voces y conocer sus vivencias, porque también ellas, especialmente ellas, escribieron nuestro pasado, y han ayudado a construir nuestro futuro”.

Por último, el alcalde de Vitoria Gasteiz, Gorka Urtaran, ha asegurado que “Vitoria-Gasteiz homenajea hoy, en la persona de Luis Álava Sautu y, especialmente, en las voces de todas aquellas mujeres valientes que articularon la red de resistencia antifranquista, a todas las personas víctimas de la represión. Este nuevo punto de reconocimiento y recuerdo se suma a la red de lugares de la memoria con los que en nuestra ciudad mostramos el reconocimiento, solidaridad y cariño a todas las víctimas del franquismo. Queremos garantizar su memoria, restañar su dignidad y hacer justicia”, ha manifestado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.