Escribe para buscar

Juicio muerte Cabacas | Ertzaintza: “No éramos conscientes del poder letal de estas pelotas”

“No éramos conscientes del poder letal de estas pelotas” es lo que ha declarado uno de los seis ertzaintzas juzgados por la muerte del joven Iñigo Cabacas de un pelotazo el 5 de abril del 2012 en la carga policial ocurrida aquella noche después del partido del Athletic Club y el Schalke 04 en Bilbao en una sesión en la que han declarado la poca experiencia que tenían algunos de los agentes que trabajaron en ese operativo. En el banquillo se sientan un total de seis agentes de los cuales tres son mandos intermedios para los que se pide un total de 24 años de prisión y seis de inhabilitación especial mientras que la Fiscalía pide su absolución.

El agente también ha declarado que “Nunca había pasado nada y se suponía que nunca iba a pasar nada. Habíamos tenido no sé si suerte, pero nunca había pasado nada. Yo creo que no éramos conscientes del poder letal de estas pelotas y más de estas armas nuevas Benelli” y que las prácticas con esta arma fueron “de prisa y corriendo en la academia”.

Lo ocurrido

En las celebraciones de la tarde de aquel 5 de abril del 2012, Cabacas fue al Bar Kirruli situado en la calle María Díaz de Haro. Una vez allí, una pelota de goma lanzada por Ertzaintza le dio en la cabeza. Llegó alrededor de la medianoche al Hospital Universitario de Basurto con el cráneo roto del impacto provocándole graves lesiones cerebrales. Estuvo en estado de coma y con ventilación mecánica. La autopsia confirmó que la muerte había sido causada por un pelotazo.

El caso está a cargo del Juzgado de Instrucción Nº10 de Bilbao bajo la dirección de Ana Torres. La Fiscalía actuó prácticamente de inmediato mientras que la familia se presentó como acusación particular. Juan Calparsoro, el fiscal superior del País Vasco admitió la seriedad del caso y avisó que la fiscalía tendría un papel activo en el caso.

Cronología

Iñigo Cabacas murió el mismo día, cientos de personas se reunieron en memoria de su joven donde resultó herido, en la pequeña plaza de María Díaz de Haro 13. Se hizo un silencio de quince minutos y se encendieron las velas entre las banderas y las banderas del Athletic. [81]

El funeral de Iñigo Cabacas se celebró el 11 de abril en la parroquia de Corpus Christi de Bilbao. Acudieron cientos de personas entre las que se pudieron ver algunos jugadores del Athletic. Iñigo Cabacas está enterrado en Okondo, donde sus amigos construyeron un dolmen en su honor.

El 15 de abril de 2012, algunos de los jugadores del Athletic Club hicieron una manifestación silenciosa en Bilbao en la que participaron miles de personas acabando en la cancha de San Mamés. Una vez allí, los representantes de la familia hicieron una declaración en su memoria. En el siguiente partido, Athletic-Mallorca, los jugadores realizaron un minuto de silencio en memoria de Iñigo. El mismo día, un grupo antifascista en Roma descubrió una pancarta que denunciaba la muerte de Iñigo ante la embajada española.

El 5 de abril de 2013, donde Iñigo fue herido, junto al bar del pueblo Kirruli, tuvo lugar un evento en su memoria donde se reunieron cientos de personas. También asistieron sus padres. En el lugar donde murió, se extendió una placa que incluía la imagen del joven y un bertso de Jon Maia en su honor.

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.