Escribe para buscar

Tags: ,

‘Lumagorri HAT’ tacha de “apología de la heterosexualidad” la ‘Declaración por una Paternidad Positiva’ creada por el Ayuntamiento

Entregará a los novios una declaración de compromisos ‘para una convivencia en igualdad‘”, así comienza la noticia del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz con la que quieren anunciar que el servicio de Infancia y Familia “fomentará la paternidad corresponsable y positiva en las parejas que se casen en el Ayuntamiento”. Este anuncio, publicado el 4 de octubre, no ha sentado bien en el colectivo Lumagorri que lo tachan de “apología de la heterosexualidad como régimen político” y de “heteropariarcado se ha basado para potenciar la desigualdad de género y el machismo”.

Lumagorri HAT ha expresado en un comunicado y “repugnancia y repulsa” ante esta Declaración por una “Paternidad Positiva que va ha hacer firmar el ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz a las parejas heterosexuales que se casen en sus instalaciones”.

Para la organización, “está claro que esta Declaración está dirigida exclusivamente a ellas por ser las que pueden reproducirse en el caso de que así lo deseen”. “Creemos que esto no es más que otra apología de la heterosexualidad como régimen político, intentando promocionar un tipo de de relaciones en las que el heteropariarcado se ha basado para potenciar la desigualdad de género y el machismo” matizan.

Declaracion Sentimientos Gab Urtaran-001

El comunicado sigue así:

Desde el feminismo se ha demostrado que las unidades convivenciales, que pueden llamarse también familias, son muchas y muy variadas, y que el centro de las mismas deben ser los cuidados y no la reproducción, mucho menos si es obligatoria. Si bien es cierto que en la mayoría de las parejas heterosexuales el trabajo doméstico recae en mayor medida en las mujeres, también es cierto, y gracias al feminismo, que son cada vez más las mujeres empoderadas que no se dejan explotar por los mandatos de género y no necesitan del paternalismo institucional que las convierte en simples víctimas sin criterio y sin capacidad de opción. Y aunque haya que reconocer el papel fundamental que han tenido las mujeres en la crianza, no hay que olvidar que este no es el único papel que han tenido ni que es el único en el debían encontrarse, ni mucho menos marcarse como objetivo.

También en los últimos tiempos se ha visibilizado las numerosas expresiones de género y sexuales que estigmatizadas y perseguidas por ser ajenas a la heteroronormatividad reclaman su espacio y sus derechos y que con declaraciones como esta se las invisibiliza negando la diversidad de las relaciones que no son heterosexuales.

El Servicio de Infancia y Familia del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, que con ese nombre parece tener el cometido de promocionar a la familia heterosexual y reproductiva, debe ponerse al día sobre las necesidades de las diferentes unidades convencionales y familiares que existen en la realidad y no dedicarse a potenciar modelos patriarcales mucho menos desde la perspectiva de la igualdad entre hombres y mujeres. Si se quiere trabajar por erradicar la desigualdad de género tienen muchos temas a los que no dedican ni los recursos ni los servicios que son sobradamente deficitarios y no realizar acciones que resuenan a los cursos prematrimoniales a los que obligaba a hacer la Iglesia a las parejas que querían casarse. Basta ya de Purplewashing.

Nos preocupan, y agreden, estas expresiones de heterrorismo que producen en un ayuntamiento, un ayuntamiento que es debe velar por los intereses del vecindario y no solo para los, ya obsoletos y reaccionarios, de las parejas heterosexuales reproductoras.

Somos conscientes de que la heterosexualidad como régimen político esta seriamente amenazada pero no creemos que deba ser defendida desde instituciones que deben primar el bien común para una sociedad diversa, enriquecedora y solidaria.

Que tengamos que asistir a este tipo de acciones cuando va a hacer un año que se hizo el Diagnóstico sobre las realidades de la población LGTBI y todavía no se han puesto en práctica ninguna de las propuestas que figuran en el IV Plan para la igualdad de género de la ciudad nos hace dudar, y descreer sobre todo, de la voluntad política para luchar contra la desigualdad y potenciar las relaciones sexogenéricas en toda su diversidad.

Etiquetas:

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.