Gasteiz registra 13 agresiones hacia el colectivo LGTBI+ en el último año

En el último año se han registrado 13 agresiones hacia el colectivo LGTBI+ en Vitoria-Gasteiz. Es lo que se desprende de segundo ‘Informe sobre agresiones a la diversidad sexual y de género en Gasteiz 2018-2019’ publicado por Lumagorri este martes en colaboración del Servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y de la Red Transbollomarika de Gasteiz en el que se da continuidad al ya publicado el pasado año. Con este barómetro tiene como objetivo dar visibilidad a una realidad que sucede en nuestro municipio y en nuestro territorio, y que continúa siendo fuertemente invisibilizada por las estructuras sociales y culturales normativas.

Estos son los casos de las 13 agresiones

KARTEL TELEFONO LOGO AYUNTA A4_page-0001
  • CASO 1
  • CASO 2
  • CASO 3
  • CASO 4
  • CASO 5
  • CASO 6
  • CASO 7
  • CASO 8
  • CASO 9
  • CASO 10
  • CASO 11
  • CASO 12
  • CASO 13
  • CASO 14

Fecha: 9 de mayo de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Lesbianas
Espacio/Ámbito: Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Discriminación Directa. Lesbofobia

Descripción: Dos chicas se encuentran en un bar de Vitoria-Gasteiz, están tomando una copa y se besan. En ese momento un responsable del bar les invita a “cortarse” porque pueden molestar a otros clientes. Finalmente les pide que abandonen el bar.

Análisis: Claro caso de discriminación directa, de lesbofobia. Las personas y prácticas heterosexuales pueden hacer uso del espacio público, de los espacios de ocio, con absoluta libertad. Pueden besarse, pueden acariciarse, sin riesgo a que nadie les expulse de un bar, sin riesgo a ser discriminadas por su orientación sexual. Las personas con orientaciones sexuales no normativas se exponen a las miradas, al rechazo y, por consiguiente, a la discriminación cuando viven y expresan libremente sus deseos.

No es habitual conocer casos concretos de agresiones a lesbianas. Desde el rigor de los datos que manejamos podemos afirmar que la ausencia de datos puede inducir a pensar en la ausencia de agresiones a bolleras. Nada más lejos de la realidad, la invisibilidad de las lesbianas, y por consiguiente, la de las agresiones que padecen, son, en sí mismo, el mayor acto de lesbofobia que puede existir.

Fecha: 16 de mayo de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gays
Espacio/Ámbito: Espacio Público
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Vejaciones. Homofobia

Descripción: Se conoce la existencia de pintadas contra el colecti vo Gay en un centro comercial de Vitoria-Gasteiz. Las pintadas rezan “Gays No” y “Maricones fuera”. El mismo comunicante advierte que conoce que determinado cuerpo policial ti ene interés en acosar a gays que están practicando cruising en este mismo espacio.

Análisis: Las pintadas y discursos en espacios públicos pretenden generar un clima de odio hacia las personas no heterosexuales, limitar su libertad, expulsarles de estos espacios y relegar su libertad sexual a la clandestinidad, en el mejor de los casos. Borrar todo atisbo de disidencia sexual a la norma heterosexual de cualquier rincón aludiendo a que “lo que cada uno hace en la cama no debe ser exteriorizado”.

Las personas usuarias de los espacios de cruising deben hacer frente a la violencia de los incontrolados y también, en ocasiones, a la violencia policial. Las identificaciones tienen como objetivo la disuasión para erradicar estas prácticas de espacios ya conquistados, utilizados por personas no heterosexuales como herramienta para conocer y relacionarse con otras personas. Esta persecución nos recuerda que la Ley de peligrosidad Social todavía ti ene sus  nostálgicos entre determinados uniformados. Toda esta escrupulosidad en el respeto a la moral y a las normas de convivencia (heterosexuales) habitualmente desaparece, como bien conocemos en Vitoria-Gasteiz, cuando los agentes policiales deben atender e investigar agresiones ocurridas en estos espacios. La indiferencia es la norma en la mayoría de los casos.

Fecha: 7 de junio de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gays
Espacio/Ámbito: Espacio público/Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Discriminación directa. Homofobia

Descripción: Se informa que estando en un espacio de cruising se han acercado unos individuos a arrojar vasos contra las personas que allí se encuentran. Los hechos coinciden con la organización de una prueba deporti va. Los policías municipales que están destinados en el evento presencian lo ocurrido. Tras comprobar que no hay heridos informan a uno de los usuarios que arrojar vasos no es delito.

Análisis: Las agresiones producidas en espacios de cruising continúan teniendo cierta impunidad. Las personas agredidas en espacios de cruising sufren una doble discriminación cuando ponen los hechos en conocimiento de las autoridades. En esta ocasión se antepuso la organización del evento a la atención a las víctimas, pero también podemos hablar de la protección a los agresores. Indicar que arrojar vasos contra otra persona no es delito es insostenible. Es probable que quien hizo esta afirmación, absolutamente equivocada, tuviera como objetivo destensionar el clima generado tras la agresión para poder continuar con la labor encomendada en la prueba deportiva, restándole importancia a los hechos ocurridos.

Si así fuera, estaríamos nuevamente ante una falta de formación en materia LGTBI+ en la policía municipal, una formación demandada desde esta entidad y desde el propio
Ayuntamiento a la que el Departamento de Seguridad Ciudadana no parece responder de manera satisfactoria.

Fecha: 26 de junio de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gay
Espacio/Ámbito: Domicilio particular
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Violencia Intragénero. Violación

Descripción: En la noche de San Juan, después de salir de fi esta, la víctima acude al domicilio de un amigo (persona 2), y un amigo del amigo (persona 3). En el domicilio de la persona 2 se quedan a solas la víctima y la persona 3, en la cama, desnudos. La persona 3 comienza a realizar tocamientos en los genitales y a insistir para mantener sexo a lo que la víctima responde reiteradamente que no. La víctima se encuentra en un profundo estado de embriaguez por lo que no puede apenas abrir los ojos ni responder
a los abusos. La persona 3 se hace pasar por la persona 2, que en esos momentos se encontraba paseando al perro en la calle, con la intención de mantener relaciones consentidas. Ante la negativa reiterada de la víctima, la persona 3 le penetra de forma forzada.

Una vez llega la persona 2 al domicilio, la víctima descubre que ha sido la persona 3 la que ha abusado de él y, tras recuperarse levemente de su estado, abandona el domicilio. Se interpone denuncia ante la Ertzaintza.

Análisis: La violencia intragénero es consecuencia de la adaptación de la heteronorma al modelo de relaciones LGTBI+. Las constantes invitaciones a la “normalidad” y “no a la diferencia” provocan la reproducción de modelos de violencia que conocemos en lo referente a las mujeres en las parejas heterosexuales.

Hay gays que practican un rol activo en el sexo que considera que el cuerpo del gay pasivo les pertenece, que tienen una superioridad sobre él y, por ende, pueden hacer un uso de su cuerpo en base a sus deseos y necesidades, sin aludir al imprescindible consenso que debe primar en cualquier relación sexual.

Fecha: 30 de junio, 15 de agosto de 2018 y 26 de enero de 2019
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gay
Espacio/Ámbito: Espacio público/ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Violencia Intragénero. Acoso

Descripción: El comunicante se encuentra sentado en un banco público cuando un individuo que conoce de vista se sienta a su lado. El comunicante se incomoda y abandona el lugar; el individuo le persigue, la víctima le insta a dejar de hacerlo y es respondida al grito de “Eres un hijo de puta”. Posteriormente el agresor continúa aconsándole en una aplicación de ligue, a través de la cual recibe amenazas “Mira gordita, sigue como vas que como te vea por la calle, porque donde te pille ahí terminará tu vida, así que sigue escondido”, “Payaso cuando te pille lo primero que haré es romperte los dedos de la mano de uno a uno”. La víctima procede a llamar a la Ertzaintza, que se persona en el lugar e identifi ca e informa a las partes de la manera de proceder. Se interpone denuncia. La víctima asegura tener miedo a las amenazas recibidas.

El 15 de agosto víctima y agresor vuelven a encontrarse. En esta ocasión el agresor se acerca a la persona denunciante y le dice “Despechada, me has denunciado y es mentira, ahora te voy a denunciar yo a ti ”. Tras estos nuevos hechos procede a ampliar la denuncia, incide en el miedo que le produce el individuo.

El 26 de enero de 2019 vuelve a producirse un nuevo encuentro. Estando la víctima sentada en un banco el agresor se sienta y procede a acariciarle la pierna, la víctima le pide que cese en ello y comienzan nuevamente las amenazas e insultos. Vuelve a ampliarse la denuncia en el Juzgado.

Análisis: A la toma en cuestión y abordaje legal de la violencia intragénero le queda mucho recorrido por hacer. Contemplar esta realidad como parte de la violencia cisheteropatriarcal es indispensable para promover protocolos de actuación y poder ofrecer a quienes sean víctima de la misma un trato adecuado.

Fecha: 11 de julio de 2018
Conocimiento del caso: Medios de comunicación y redes sociales
Personas afectadas: Trans
Espacio/Ámbito: Piscinas públicas / deporte
Lugar: Salinas de Añana
Tipología: Discriminación directa. Transfobia

Descripción: Se conoce que el socorrista de una piscina pública impide que un menor trans, que se encuentra de campamentos, se bañe con camiseta. Esta persona está en un proceso de transición de género y no desea que su cuerpo sea visible. Los monitores intervienen para explicar al socorrista la situación pero la negativa es rotunda: no puede bañarse con camiseta.

Análisis: Los hechos ocurren en unas instalaciones públicas. Nuevamente destaca la falta de formación en materia LGTBI+ en las personas contratadas por las instituciones.
Las constante manía de reglamentar absolutamente todo y homogeneizar nuestras formas de vesti r hace aguas y provoca este tipo de situaciones.

Los protocolos sobre la vestimenta se hacen sin contemplar realidades diferentes a las normas y culturas hegemónicas porque, en este caso, el conflicto no tiene su origen en el uso textil en la piscina sino en el centímetro cuadrado de textil que se utilice. De otra manera, si el uso del textil fuera la cuestión del conflicto, probablemente la norma debería de ser la obligatoriedad de la práctica nudista.

Sin embargo, la norma nos indica qué tipo de vestimenta debe utilizarse en base a nuestro género, también en una piscina. Estas normas no pueden ampararse en ninguna razón de higiene, solamente puede explicarse desde la moral y desde la imposición de la cultura normativa.

En el aspecto positivo debemos destacar la reacción de lxs compañerxs y monitorxs del campamento, lanzándose a la piscina con camiseta de manera conjunta en solidaridad. Acciones directas de desobediencia civil como esta merece todo el apoyo, admiración y deben servir de ejemplo sobre cómo proceder en estos casos.

Fecha: Julio 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Población en general
Espacio/Ámbito: Espacio público. Calle
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Vejaciones. Discurso de Odio. Misoginia.

Descripción: Se comunica la presencia de un grupo de personas celebrando una despedida de soltero acompañado de una Txaranga por la calle Cuchillería. Uno de los componentes del grupo va disfrazado con un bañador del que sobresalen unos pechos exagerados y largos pelos de los genitales. La música de la txaranga acompaña el cánti co de “Maricón en el que no bote”.

Análisis: Las conocidas como “despedidas de soltero” nos tienen acostumbradxs a todo tipo de alusiones a la expresión de género, a lo trans y a lo misógino. Hordas de hombres blancos, alcoholizados en muchos casos o en proceso, alterados y sin la más mínima capacidad crítica invaden nuestras calles con el inicio de la primavera, exigiéndonos con sus miradas y sus interpelaciones la aceptación de unos roles y discursos absolutamente misóginos y tránsfobos.

Cosificar el cuerpo de las mujeres o ridiculizarlo desde una perspectiva tránsfoba no puede tener aceptación en nuestras calles. Es imprescindible que determinadas formas de “ocio” encuentren el rechazo e incluso la prohibición en los espacios comunes.

Fecha: 5 de agosto de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Desconocido
Espacio/Ámbito: Espacio público / Ocio
Lugar: Zigoitia
Tipología: Discriminación directa. Homofobia

Descripción: Se conoce que de madrugada unos individuos se acercan en coche a una zona de cruising, se dirigen a gritos a los allí presentes y lanzan piedras. También realizan desperfectos en ruedas y cristales de algunos coches allí aparcados.

Análisis: La persecución en los espacios de cruising es cada vez más habitual, incluso cuando estos están alejados de zonas pobladas, como es el caso. Hay ideologías que pretenden la restricción del espacio público a personas no heterosexuales. Hablamos de ideologías porque entendemos que estos hechos no son casuales, no se puede entender desde la casualidad que unos individuos se desplacen en coche a una zona apartada para insultar, agredir y crear desperfectos en vehículos. Es por ello que enmarcamos lo ocurrido en el ámbito de lo ideológico.

Intervención de la entidad: Se traslada la información obtenida avecinxs de Zigoiti a y a su Ayuntamiento. Valoramos muy positivamente la actitud del alcalde y del ayuntamiento. Se hace denuncia en los medios de comunicación y movilización de rechazo.

Fecha: 21 de agosto de 2018
Conocimiento del caso: A través de terceras personas
Personas afectadas: Mujer transexual
Espacio/Ámbito: Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Transfobia. Violencia machista. Violación

Descripción: Una mujer transexual se encuentra a última hora del día en un local de hostelería donde se queda a solas con el propietario. Tras cerrar el negocio, el propietario viola en repetidas ocasiones a la mujer. Finalmente, la víctima fue amenazada de muerte si procedía a interponer denuncia.

Análisis: Las mujeres trans son víctimas de numerosas violencias que tienen que ver con su identidad de género, la exclusión social, el origen, etnia o cultura… Todos estos ejes se deben tener en cuenta a la hora de abordar cualquier caso de discriminación.

La violencia machista también alcanza a las personas trans, que son objeto de violaciones, maltrato y persecución. La precariedad en la que viven muchas de ellas, además, ti ene una relación directa con su vulnerabilidad.

Intervención de la entidad: Se mantienen conversaciones con Sidalava, entidad que mantiene contacto con la víctima. Se coordina la denuncia con el movimiento feminista.

Fecha: 25 de octubre de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gay marroquí
Espacio/Ámbito: Centro municipal
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Discriminación directa. Homofobia

Descripción: Esta persona nos cuenta que ha sido atendida hasta el 25 de octubre en un servicio municipal para personas sin recursos. Que el hecho de ser una persona racializada y gay visible (no armarizado) le ha supuesto muchos problemas en este recurso. Que a lo largo de su estancia se ha quejado en varias ocasiones sobre el trato recibido por alguna otra persona que usa el centro y por une trabajadore del mismo. Diche trabajadore ha informado al resto de usuarios de que nuestro entrevistado es gay, y de que tengan cuidado con él. Insultos, acoso en la zona de WC (le llegan a tirar por encima agua del cubo de la fregona), y humillaciones es lo que relata que sufre en el recurso municipal.

A partir de estos hechos, parece ser que varios usuarios se quejan de que la víctma se les insinúa convirtiendo dichas acusaciones en una nueva humillación. A raíz de estos hechos, el recurso le quita el apoyo.

Análisis: En Vitoria-Gasteiz está pendiente un diagnóstico sobre la acogida en los servicios sociales de la población LGTBI+, que analice porcentajes y perfiles de les usuaries. Formación a les trabajadores en materia de recepción y atención a personas LGTBI+, contemplando también el eje racial, de origen o etnia. Actualmente, a pesar de las promesas, no existe un protocolo de actuación en los servicios sociales específico para las personas LGTBI+. Les profesionales no han recibido formación específica en materia de diversidad sexual e identidad de género. Las constantes alusiones a la perspectiva interseccional, que desde el ámbito municipal se realizan en la políticas de igualdad, no atraviesan el Departamento de políticas sociales, precisamente el departamento que más trabaja con los ejes de raza, origen, etnia o clase.

Intervención de la entidad: Se envía carta informando de lo ocurrido al Servicio de Igualdad, a la directora de alcaldía, al concejal responsable de políticas sociales y a la directora del departamento de políticas sociales. Solo se obtiene respuesta por parte de la concejala y del servicio de Igualdad.

Fecha: Diciembre de 2018
Conocimiento del caso: Teléfono agresiones
Personas afectadas: Gays
Espacio/Ámbito: Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Discriminación directa. Homofobia

Descripción: El comunicante acude con su novio a un bar del casco viejo de Vitoria-Gasteiz donde pide una consumición. Comienzan las miradas y bromas sobre el precio de la misma. Posteriormente se sientan en una mesa y el camarero se quita la camiseta mientras les mira. También comienza a conversar con un amigo en voz alta sobre “maricas” y “su merecida muerte”. El comunicante y su novio están incómodos y abandonan el lugar.

Análisis: La visibilidad de las relaciones no heterosexuales o no normativas es fuente de burlas, comentarios, miradas… En ocasiones las víctimas se sienten intimidadas, en otras son agredidas físicamente. Tener que abandonar un espacio por miedo a una agresión física es coartar la libertad a nuestra identidad de género y orientación sexual.

Debemos recordar que el 43% de las personas encuestadas en la elaboración del Diagnóstico de la población LGTBI+ en Vitoria-Gasteiz afirman haberse sentido discriminadas en espacios de ocio, el 57% en el espacio público.

Fecha: Abril de 2019
Conocimiento del caso: A través de carteles en locales de hostelería
Personas afectadas: Toda la población
Espacio/Ámbito: Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Vejaciones. Anofobia

Descripción: Cartelería con la portada de una conocida publicación humorística en el que se puede observar las caricaturas de tres políticos, con el año dilatado, pidiendo que se les introduzca la papeleta en el mismo.

Análisis: El ano utilizado como insulto, el sexo anal como lo peor. La imagen de los tres políticos invitando a ser penetrados con el voto, a que el voto sea depositado en la peor parte del cuerpo, en la parte más sucia, pretende denigrar una práctica sexual practicada por muchas personas, no solo gais o maricas, ya que “culo tiene todo el mundo”. Todas las personas pueden hacer uso del ano en sus prácticas sexuales, independientemente de su identidad de género u orientación sexual. Sin embargo, en el imaginario heteronormativo, el culo penetrable es el del gay o marica, que a su vez necesita un pene que le penetre, adoptando de esta manera los roles de activo/pasivo, ese binarismo que pretende reproducir la categoría hombre/mujer, penetrador/penetrado, y así reproducir las posiciones de poder del patriarcado.

Fecha: 18 de abril de 2019
Conocimiento del caso: Medios de comunicación
Personas afectadas: Colectivo LGTBI+
Espacio/Ámbito: Medio de comunicación (Cadena SER)
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Vejaciones. Discurso de Odio. LGTBI+fobia

Descripción: Se realiza una entrevista al Obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, en el que es preguntado por los cursos para curar la homosexualidad impartidos por el Obispo de Alcalá.

Análisis: La doctrina de la Iglesia, misógina y LGTBI+fóbica, fomenta los discursos de odio contra este colectivo. A menudo se habla de que la homosexualidad no es una enfermedad, pero la homofobia sí. Entender la homofobia en el capítulo de las enfermedades mentales no favorece a entender el porqué y la raíz de la LGTBI+fobia.

Estas declaraciones se enmarcan en una ideología cisheterosexista, que ti ene la norma heterosexual y la misoginia como brújula, discriminando de manera constante a las personas LGTBI+ y a las mujeres.

La libertad con que la Iglesia fomenta el odio choca con la represión que sufren determinadas personas por denunciar la pederasti a. Buen ejemplo de ello es el artista Abel Azcona, con innumerables citaciones judiciales por este motivo.

En este contexto, no podemos obviar el apoyo que desde las instituciones se brinda a la Iglesia, ya sea a través de beneficios fiscales o permitiendo el acceso a la educación católica de niñes y jóvenes.

Fecha: 2019
Conocimiento del caso: A través de terceras personas
Personas afectadas: Gays
Espacio/Ámbito: Espacio público /Ocio
Lugar: Vitoria-Gasteiz
Tipología: Discriminación directa

Descripción: Se informa de la posibilidad de haberse producido un robo con fuerza. También de una posible agresión física. Ambas en un espacio de cruising.

Análisis: Nos reiteramos en la defensa de los espacios de ocio gais, como son los espacios de cruising, que deberían ser protegidos de cualquier tipo de agresión.

Del rechazo a denunciar

Las agresiones contabilizadas por las asociaciones y movimientos LGTBI siempre son superiores a los datos oficiales ya que, en la mayoría de los casos, las personas que han sufrido una agresión deciden no interponer denuncia. Según la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, un 90% de los delitos no se denuncian, por lo que es muy importante rescatar todos esos casos en los que se ha atacado nuestra dignidad y están siendo ignorados. Ningún caso de los que figuran en este barómetro ha llegado a la Fiscalía alavesa.

La decisión de no denunciar es compleja y puede atender a múltiples razones aunque las más frecuentes son mantener la invisibilidad ante el círculo de familiares y amistades, evitar represalias en el ámbito laboral, familiar y social o preferencia por no iniciar un proceso judicial poco agradable.

Necesidad de acabar con la impunidad

El grueso principal de las agresiones detectadas en 2017 se da en un espacio muy determinado de la ciudad bajo unas circunstancias muy determinadas. La Red considera que las fuerzas y cuerpos de seguridad, principalmente Ertzaintza y Policía Local, deberían de actuar de una forma proporcionada y eficaz para acabar con la impunidad de los agresores. Así, también, lo recoge el Diagnóstico sobre las realidades de la población LGTBI en Vitoria-Gasteiz: estudio de medidas para asegurar una mayor protección y seguridad física de las personas que realizan cruising en diferentes espacios de la ciudad / Incremento de una discreta presencia policía municipal en zonas identificadas como de “riesgo” para las personas LGTBI, especialmente por la noche.

Necesidad de formación a Policía

En diferentes casos presentados se hace patente esta necesidad como una de las prioridades ya que, las fuerzas y cuerpos de seguridad no están ofreciendo las respuestas que deben a las personas agredidas. En el Diagnóstico de las realidad LGTBI realizado en 2017 también se establece una propuesta de “Formación específica policía municipal para atención adecuada a personas LGTBI víctimas de agresiones”.

En la actualidad, la formación en Delitos de Odio por OSIG se limita al currículum profesional que deben cumplir las diferentes policías en la Academia. Esta formación es claramente insuficiente ya que no profundiza en la situación real, no crea empatía de las profesionales con las víctimas y no enseña a proporcionar un trato adecuado y acorde a la situación.

Necesidad de un Observatorio Local

Como ya se ha comentado en diferentes apartados del presente informe, ahora que ha comenzado la recogida de datos y la difusión de un medio en el que dar testimonio directo de agresiones, es necesario dotar a esta iniciativa de la estructura adecuada que garantice la mejor atención y el mayor rigor. Para ello resulta imprescindible contar con un Observatorio Local contra los delitos de odio por orientación sexual e identidad de género (OSIG) en Vitoria-Gasteiz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.