Ekolurra vuelve a ningunear a Álava y la Diputación permite acudir a la Feria de Santiago a puestos que no cumplen la normativa

La revista editada por Euskadiko Nekazaritza eta Elikadura Ekologikoaren Kontseilua, Ekolurra, vuelve a meter la pata con Álava. En esta ocasión ha publicado que la feria de ecológico programada para el día 25 de julio -Día de Santiago, en Vitoria-Gasteiz está organizada por la Diputación de Gipuzkoa en vez de por la de Álava. Una errata que ha levantado ampollas en algunos productores alaveses que han acusado a la revista y al consejo de volver a dejar de lado a Álava en lo relacionado con la producción ecológica.

Araba es el territorio vasco más grande y que más aporta en este tipo de agricultura, una situación que no se ve reflejada a la hora de organizar este tipo de ferias, según han declarado a esta redacción fuentes conocedoras de esta situación. También nos han declarado que es verdad que a Álava se le deja de lado pese a ser la provincia que más ecológico produce.

Otro de los fallos que se ha publicado en Ekolurra es la fecha de la Feria de Productos Ecológicos organizada para el mes de octubre. Según la publicación es el día 6 y no el 5.

Ekolurra es una revista impresa que se manda a las socias y socios cada tres meses, un número por cada estación del año y esta errata no será corregida en esta versión pero si en la web según nos han comunicado desde ENEEK.

El documento firmado para acudir a la feria no siempre se cumple

Para poder acudir a esta feria, que se suele realizar en la zona de las Universidades y a la que suelen acudir unos 50 puestos de productores, la Diputación obliga a firmar un documento en el que se afirma que los puestos que acuden conocen y cumplen los siguientes requisitos exigidos: “que mi explotación agraria es familiar y tiene el domicilio en Álava”, “que los productos que se expongan y, en su caso, se pongan a la venta son única y exclusivamente productos obtenidos en mi explotación”, “que en el stand estará el productor o miembro de la explotación familiar”, “que cuenta con los registros sanitarios necesarios para la elaboración y venta del producto” y “que en caso de venta de productos transformados en empresa no agrarias, son familiares, con producción propia y mayor empleo familiar que contratado”.

Pese a tener que firmar este documento, según hemos podido saber, no todos lo que acuden a vender cumplen. Habría puestos en los que las personas que venden no tienen nada que ver con la familia propietaria de la empresa, con lo que no estarían cumplimento el punto “que en el stand estará el productor o miembro de la explotación familiar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.