Type to search

Actualidad

«Revolución de los Claveles». Así cayó la dictadura salazarista en Portugal

Madrugada del 25 de abril de 1974, Portugal, pasaban 20 minutos de la media noche y en la estaciones de radio comenzó a sonar una canción, la señal que daba comienzo a la Revolución de los Claveles.

La Revolución de los Claveles fue un levantamiento militar que puso punto y final a la caída de la dictadura salazarista, que dominaba Portugal desde 1926.

El fin de este régimen, conocido como Estado Nuevo, restauró la democracia en Portugal y permitió que las últimas colonias portuguesas lograran su independencia en poco más de año y medio.

Tras una larga guerra colonial en Angola y Mozambique, Portugal se convirtió en un Estado democrático y de derecho.

«Grândola, Vila Morena», la canción que dio la señal, marcó un antes y un después.

En sí, la revolución comenzó a las once menos cinco de la noche del 24 de abril con esta otra canción – “E depois do Adeus” de Paulo de Carvalho – la canción que este año había representado al país luso en eurovisión. Fue transmitida en la emisora Rádio Emissores Associados de Lisboa. Este fue el primer aviso a las tropas para que se prepararan en sus puestos y sincronizar relojes.

Pasada una y 20 minutos, a las doce y veinte, sonó «Grândola, Vila Morena» en otra de las emisoras de Lisboa.

Esta fue la segunda señal pactada por el Movimiento de las Fuerzas Armadas para ocupar los puntos estratégicos del país, mediante una serie de coordinaciones fijadas por un puesto de mando establecido por uno de los generales del Movimiento de las Fuerzas Armadas

En las horas siguientes, el régimen dictatorial se derrumbó. A partir de las 01:00 horas del 25 de abril, las guarniciones de las principales ciudades decidieron seguir las órdenes del Movimiento de las Fuerzas Armadas, ocuparon aeropuertos y aeródromos, y tomaron las instalaciones del gobierno civil.

Al día siguiente por la mañana, miles de civiles portugueses ganaron las calles en varias localidades, mezclándose con los militares sublevados.

Etiquetas:

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.