Type to search

Sánchez, Casado e Iglesias: «negacionistas del derecho a informar»

OPINIÓN


‘La corrupción y la mentira sirve para afirmar la fe en la democracia real’

Que la izquierda tenga miedo a la crítica va en contra de sus propios orígenes. Sin la confrontación de ideas o la denuncia de las malas prácticas políticas, el mundo seguiría gobernado por reyes absolutistas, aristócratas terratenientes y la Santa Inquisición. El Gobierno de España está embarcado en una batalla en defensa de “Su Verdad“.

Su último invento, la Comisión Permanente contra la Desinformación, se une a su calculada pasividad a la hora de renovar el Consejo de Administración de RTVE. Cualquier día de estos, PSOE y PP volverán a repartirse las poltronas en la cúpula de la radiotelevisión pública, lo mismo que hacen con el Poder Judicial.

Hace ya casi dos años que el Comité de Expertos nombrado por el Parlamento seleccionó por sus méritos a los 20 mejores candidatos para que de ahí surgiera un Consejo de Administración de RTVE con diez personas libres del control de los partidos políticos.



Todo para nada. Hace poco, la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE compuesta por 3 socialistas y 2 populares ha decidido tirar a la basura ese trabajo de selección. Quieren que sean de nuevo los partidos los que decidan quienes dirigen la radiotelevisión de todos. No puedo decir que me sorprenda que deseen tener agarrado el mango de esa sartén. Llevo 35 años en RTVE y jamás he podido presentarme a ningún Concurso de Méritos para optar a ningún cargo.

Las veces que me han ofrecido alguno era para convertirme en la mano que debía mecer la cuna de la manipulación informativa. Y yo, a eso, no he jugado nunca. Sin profesionales de la información capaces de interpelar al poder político para buscar sus contradicciones y corruptelas, a la democracia se queda coja.

El Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Se le suele llamar el “Cuarto Poder” por su capacidad de denunciar lo que los otros tres poderes tratan de esconder bajo la alfombra. Se supone que la independencia de los jueces respecto al Gobierno y el Parlamento concede el sello democrático a un Estado. Sin embargo, la Constitución Española concede a los poderes ejecutivo y legislativo la licencia para manejar la justicia. Y así nos va. No conformes con ello, también quieren llevar las riendas de la información.



La Comisión de la Verdad que quiere instaurar el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es el nuevo invento que se une al sempiterno control de RTVE. Por si fuera poco, ha llegado la pandemia para justificar el alejamiento de los políticos del control del periodismo. Tres organizaciones de profesionales de la información (la FESP, Federación de Sindicatos de Periodistas, la ANIGP, Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y TV y el FOP, Foro de Organizaciones de Periodistas) acaban de hacer público un comunicado que denuncia que “el Coronavirus no debe ser una excusa para limitar el acceso a la información.

Aseguran que las instituciones públicas, los partidos políticos y todo tipo de entidades están usando las medidas de seguridad contra la pandemia “como un pretexto para limitar el acceso de periodistas y fotoperiodistas a actos informativos que son de interés par la ciudadanía“.

Así, se impide que los profesionales podamos preguntar a los responsables públicos sobre asuntos que les pueden incomodar. Sin embargo, cuando a ellos les interesa comunicar algo, “no tienen inconveniente en comparecer y hacer canutazos en los que los profesionales no pueden mantener las medidas de seguridad adecuadas“. El concepto “negacionismo” se ha instalado en nuestro vocabulario como sinónimo de quien rechaza las evidencias científicas, pero no debemos olvidar nunca que decir NO a la manipulación, la corrupción y la mentira sirve para afirmar la fe en la democracia real.


GasteizBerri.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores.

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.