miércoles, 20 de octubre
20.6 C
Vitoria-Gasteiz

La Policía deberá avisar a los sospechosos que están siendo grabados

El departamento de Seguridad Ciudadana ha formado ya a 42 agentes en el uso de las cámaras personales que desde el pasado mes de septiembre graban las intervenciones de Policía Local, las de carácter urgente o que supongan riesgo para la seguridad.

La Policía Local dispone de 12 de estas cámaras –bodycams– que desde su puesta en marcha han sido activadas en una docena ocasiones, siguiendo un protocolo que establece cuando deben entrar en funcionamiento, así como el tratamiento y uso de las imágenes grabadas; cumpliendo siempre lo establecido en las leyes y normativas vigentes.

En este sentido, los agentes deben advertir previamente de las grabaciones a personas de tal manera que puedan ejercitar sus derechos de acceso, cancelación u oposición a la captación de datos de carácter personal. Si por la inmediatez de la intervención, por su complejidad o riesgo, no es posible esta comunicación previa, deberán informar con posterioridad.

El uso de estas cámaras está autorizado por la Comisión de Videovigilancia de Euskadi. Con ellas se quiere avanzar en la prevención y persecución de delitos y dotar de mayor transparencia a la labor policial, ofreciendo, a un mismo tiempo, mayor seguridad tanto a los agentes como a la ciudadanía.

Numerosas policías locales disponen ya de este recurso y han podido comprobar su capacidad disuasoria al ayudar a apaciguar los ánimos en situaciones conflictivas y rebajar el nivel de tensión en las intervenciones.

- Publi -

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Noticias relacionadas

Noticias relacionadas

Últimas noticias