miércoles, 1 de diciembre
5.1 C
Vitoria-Gasteiz

Trabajadores de Tubacex acuden a Cádiz para apoyar la huelga del metal

Cádiz está siendo estos días el epicentro de la lucha de los trabajadores por unas condiciones dignas. Según cita La Voz de Cádiz del Secretario general de la Federación del Metal de UGT en la provincia de Cádiz, Antonio Montoro, las cifras son abrumadoras. Unos 29.000 trabajadores de la industria del metal cumplen hoy el octavo día de una huelga indefinida que afectaría a unas 5.600 empresas.

El meollo del conflicto: la negociación del convenio que sindicatos, patronal y la Junta de Andalucía negocian estos días. La movilización es especialmente épica porque este convenio no afecta a los miles de trabajadores que secundan la huelga. La negociación solo afectaría a las empresas auxiliares de esta industria, ya que las empresas grandes cuentan con su propio convenio.

Los trabajadores piden un aumento salarial anual del 2,5%. Un 0,5% mayor que el que proponen los empresarios. También piden menos eventualidad en los contratos y la renegociación del convenio en dos años, entre otras cosas. Los empresarios por su parte aseguran que tal aumento de salarios y reducción de la temporalidad significaría “el final de la industria del metal” en la zona.

Ante tal muestra de fuerza y unidad de los trabajadores del metal se le ha sumado hoy una delegación alavesa de trabajadores de Tubacex que esta pasada noche han puesto rumbo a la ciudad andaluza. Según han informado, el viaje tiene como objetivo trasladar (in situ) su apoyo y dinero recaudado de manera voluntaria para la caja de resistencia de sus compañeros de industria en Cádiz.

Huelga en Cadiz

Ante la inmovilidad de la patronal para aceptar las condiciones que proponen los dos sindicatos mayoritarios (UGT y CCOO) en nombre de los trabajadores auxiliares (que no tienen una representación sindical debido a la rotación de trabajadores contratados eventualmente), el colectivo, aunado ahora en una Coordinadora de Trabajadores del Metal, ha salido a la calle a mostrar su hartazgo.

De la masiva movilización han surgido varios enfrentamientos entre la Policía (en un primer momento criticada por la utilización desproporcionada de la violencia) y los trabajadores. Esos enfrentamientos han derivado en una escalada de violencia. Algunos trabajadores están haciendo uso de barricadas y quema de contenedores para no retroceder ante las cargas de la policía. Mientras tanto la industria entera se mantiene firme en su decisión de paralizarlo todo hasta mejorar la situación laboral, económica y social de miles de familias gaditanas.

Según los cálculos de los sindicatos, más de 5.000 personas se están manifestando cada día por el centro de Cádiz, una cifra que la Policía rebaja a 1.500.

Imagenes obtenidas de las redes sociales.

- Publi -

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Noticias relacionadas

Noticias relacionadas

Últimas noticias