viernes, 2 de diciembre
2.2 C
Vitoria-Gasteiz

OPINIÓN | Pederastas en Sansoheta: acuerdos ‘perjudiciales’ y ‘prejudiciales’

Cuando acabe este juicio y se condene a esos sucios pederastas, habría que sentar en el banquillo de los acusados a algún político para ver si fue culpable o no...

Noticias relacionadas

EUSKIZOFRENIA | He contenido el vómito esta semana. Me ha tocado cubrir para TVE el Caso Sansoheta. En 2016, numerosos menores tutelados por la Diputación Foral de Álava en ese centro a las afueras de Vitoria se prostituían a cambio de drogas o dinero. Dentro del Centro Sansoheta nadie denunció nada hasta que una madre de un menor tutelado sospechó que su hijo/hija vendía su cuerpo a pederastas sin escrúpulos. 

Entre los menores prostituidos había chavales de entre 13 y 17 años. Los 10 hombres que se sentaron el lunes 25 de septiembre en el banquillo de los acusados afirmaban no saber que un niño con apariencia de niño y 13 años de edad era menor. Si estaba gordo o era alto, creían tener coartada para delinquir con asquerosos argumentos.

Daban ganas de vomitar durante los interrogatorios de la Gran Fiscal jefa de Álava Carmen Cotelo y el gran abogado José Miguel Fernández «alias Fote» que representaba a la acusación popular en nombre de la Asociación Clara Campoamor. Quien osaba mentir a los tres jueces que dictarán sentencia la cagó hasta los calzoncillos… Se pilla antes al mentiroso que al cojo. Y Cotelo y «Fote» son grandes expertos en detectar coartadas falsas y mentiras sucias. 

Acuerdos prejudiciales

Sorprendía ver el aspecto de los 10 acusados de tener sexo con 10 menores. Cualquiera de ellos tenía el aspecto de poder ser tú si eres joven o tu hijo si eres viejo. Desde que internet se instaló en nuestras vidas, es demasiado fácil alcanzar a golpe de ratón a cualquier menor para proponerle sexo oral por 40 euros o una masturbación por 20. ¡¡Qué aaaascooooo!! Hay quienes no distinguen la libertad sexual de los delitos sexuales. Pues se van a enterar ahora. 

Les pueden caer penas de hasta 30 años de cárcel. Algunos esgrimieron atenuantes de ser drogadictos, alcohólicos o tener problemas de Salud Mental. Todo vale para esconder la verdad. Hay ya 4 acuerdos prejudiciales entre los 10 acusados por los que podrán cumplir «solo» penas de 1, 5, 7 y 13 años de cárcel.

Acuerdos perjudiciales

La Diputación Foral de Álava era la responsable de la tutela de esos 28 menores que en 2016 eran supervisados y malcriados en Sansoheta. 24 de los internados vivían madrugada, mañana, tarde y noche en el centro y otros 4 acudían solo por el día. ¿Cuántos educadores, monitores, vigilantes y trabajadores en general hacían falta para que la vida difícil que habían tenido esos adolescentes para ser obligados a ingresar en Sansoheta cambiase de rumbo y lograran salir con 18 años para estudiar, trabajar y enderezar el rumbo de su futuro? ¿Cuántos? Nadie lo sabe. La diputación debió llegar entonces a un acuerdo perjudicial entre todos los responsables de la reeducación y reinserción social de los menores para que ni dios se enterara de los pocos trabajadores que había en Sansoheta. Estoy seguro de que eran pocos y muy mal pagados. De hecho, en las Juntas Generales de Álava se intentó montar una Comisión de Investigación para aclarar la supuesta responsabilidad de la Diputación presidida por Ramiro González, Diputado General. Si no hubiera nada que esconder todos sabríamos ya cuántos cuidaban allí de los menores. 

El argumento de Ramiro González fue que hay que esperar al final de juicio para aclarar todo lo que no sabemos. A mí me tocó preguntarle en una rueda de prensa por ese dato y la respuesta (esperada) es que él respeta la Justicia y espera que todo el peso de la ley recaiga sobre los culpables. Cuando acabe este juicio y se condene a esos sucios pederastas, habría que sentar en el banquillo de los acusados a algún político para ver si fue culpable o no… Pero no solo se puede responsabilizar a Ramiro González o a Beatriz Artolazbal (actual consejera de Justicia del Gobierno Vasco y que entonces era la Diputada de Servicios Sociales de Álava). Ellos, Ramiro y Beatriz, heredaron un Instituto Foral de Bienestar Social que históricamente se dedicaba y se dedica a subcontratar trabajadores para atender a las personas más sensibles de la sociedad con sueldos de esclavos. 

Los chulo putas de internet seguirán impunes facilitando el trato sexual que permite la pederastia. Afortunadamente, ningún medio de comunicación, que yo sepa, desveló los nombres de las dos páginas web que se dedicaban a facilitar esos encuentros sexuales. Por cierto, en el Palacio de Justicia de Vitoria, los medios de comunicación llevamos décadas demandando la contratación de un periodista que se encargue de atender a plumillas, fotógrafos y reporteros de televisión para informar sobre qué se puede y debe hacer en cada vista oral. Pues no. Funcionarios con buena intención, como ertzainas, se encargan de la tarea como pueden. 

En el comienzo del juicio, el juez que preside el tribunal, Jesús Alfonso Poncela demostró que es el mejor juez que hay en Vitoria. Antes de que empezaran a circular acusados, abogados y víctimas por la sala de vistas, se tomó 5 minutos para atender a la veintena de trabajadores de los medios que íbamos a cubrir el juicio. Chapeau para Poncela: demostró ser un buen hombre que quiere hacer las cosas bien. Nos explicó lo que ya sabíamos: ni una foto o vídeo debía salir a la calle con la cara de los acusados. Solo valía hacer imágenes de aquellas 10 nucas que esconden cerebros pervertidos. Y por supuesto, las víctimas deben ser las personas más protegidas. Si no las protegía la Diputación las protegía el Juez Poncela. 

Enhorabuena por su labor, Señor Juez. Si algún día delinco y me tengo que sentar en el banquillo de los acusados, que me toque un tribunal presidido por usted (Risas enlatadas).

*/GasteizBerri.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores.

- Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

- Publicidad -

Noticias relacionadas

OPINIÓN | El ruido del ocio nocturno pone en pie de guerra a los centros históricos

"Vivo sin vivir en mí, y tan alto el nivel, oigo, que con rabia al ruido odio".

OPINIÓN | Patinetes eléctricos: ¿Seguro obligatorio?

¡En la vía piensa en ti para que más adelante no lloren por ti!

OPINIÓN | Normativa etiquetado de precios

“Un cliente bien atendido y no engañado podría ser de más valor que todo el dinero del mundo invertido en publicidad”

OPINIÓN | La atención sanitaria de urgencias, un frágil equilibrio entre la necesidad y la conciencia.

No puede el médico curar bien sin tener presente al enfermo

OPINIÓN | Los menores y el autobús. Otro quebradero de cabeza para los gestores de TUVISA.

Por favor aclárense y solucionen esto cuanto antes, que solo falta voluntad.

Últimas noticias

Olentzero y Maridomingi vuelven con su casa a La Florida

Entre las 10 de la mañana y las 21:30 horas.
- Publicidad -

Más noticias

- Publicidad -