Alcaldesa, ¿estás ahí?

PUBLICADO EL

PUBLICIDADspot_img

OPINIÓN | Uno, que es de familia educada, quiere empezar esta andadura agradeciendo a GasteizBerri el espacio que me ofrece una vez al mes para intentar contar algo interesante. Solo soy un VTV más que una vez tuvo la suerte de salir elegido concejal y algo de ese oscuro mundo conozco.

El pasado 28 de mayo en Vitoria-Gasteiz no se vivió un día diferente al resto de municipios del Estado. Aquí también se celebraron elecciones municipales. Muchas personas acabamos ese día con esperanza. El progresismo sumaba mayoría absoluta y este mandato podría ser el que empezara a cimentar lo que inició en 2014 aquel Gora Gasteiz. Parecía claro que en un escenario de batalla entre PSOE y PP la ruta lógica pasaba porque Rocío Vitero (EH BILDU) fuera elegida alcaldesa y los acuerdos con Elkarrekin Podemos y PSE se sucedieran en cadena durante cuatro años. Pero… VG es diferente. En un plot twist digno de serie de ciencia ficción, PP toma la decisión de hacerse sanchista y entrega el bastón de mando municipal a Maider Etxebarria.

Los abertzales le dijeron que a jugar a otro lado, retiraron todas sus enmiendas para evitar la aprobación de parte de ellas y consiguieron así que la gente de prensa de alcaldía tuviera una excusa perfecta para repartir culpas y dulcificar el fiasco que ha supuesto esta negociación

Jorge Hinojal

Llegó el 18 de junio y la ya electa alcaldesa prometía “Estabilidad, cercanía y acuerdos”. Difícil lo ha tenido, lo tiene y lo tendrá dentro del contexto que ella misma ha elegido.

Después de 150 días ya podemos hacer un pequeño balance.

Tardó más de tres meses en presentar su proyecto de legislatura a los gasteiztarras, cuatro meses menos le costó acordar con su socio el reparto de los sillones. Tres ruedas de prensa desde junio para anunciar los acuerdos de la Junta de Gobierno, cuando tradicionalmente se ha hecho una cada viernes.

Hasta hoy, el proyecto estrella anunciado a la ciudadanía ha sido la reforma de la calle Los Herrán, cuando ni siquiera aparecía en su programa electoral y que es heredado de Gorka Urtaran. Otra reforma que tampoco aparece en el programa y que se va a acometer es la del campo de fútbol de San Martín (anunciado en una emisora local) y que surge de la necesidad, no de la planificación.

Por lo visto hasta ahora, la regidora municipal se encuentra más cómoda dentro de Twitter (me niego a llamarlo X) anunciando podas de arbustos y limpieza de grafitis, que delante de la prensa justificando las decisiones.

Ya casi llegamos a la actualidad. Este viernes 20 de octubre se ha consumado el fracaso que, hasta ahora, está suponiendo este mandato. Si prometía acuerdos se ha estrellado contra la realidad de las Ordenanzas Fiscales.

Primero eligió PP para saber si podían hacer algo y con la puerta le dieron en las narices. Luego miró a la izquierda y con la chaqueta progresista puesta llamó a un BILDU y Elkarrekin.

Los abertzales le dijeron que a jugar a otro lado, retiraron todas sus enmiendas para evitar la aprobación de parte de ellas y consiguieron así que la gente de prensa de alcaldía tuviera una excusa perfecta para repartir culpas y dulcificar el fiasco que ha supuesto esta negociación. Desde Podemos se lo han dicho muy claro, cumple con lo que debes y luego nos llamas.

Después de todo lo contado me gustaría incidir (y concluir en torno a él) en un punto que he señalado al principio del artículo. La ciudadanía es soberana y en mayo fue clara y por primera vez en la historia dijo a sus representantes que la derecha (Las dos. La española y la vasca) no era necesaria para acordar nada en Vitoria-Gasteiz.

Algo de Gora Gasteiz quedaba, algo había sobrevivido después de nueve años.

Desgraciadamente, Maider Etxebarria decidió enterrarlo y, mirando a su ombligo, creyó que lo oportuno era postularse como alcaldesa y aceptar los votos del PP. No quiere contar a la ciudadanía su proyecto de ciudad a través de ruedas de prensa porque no tiene y por eso: hereda y saca pecho de lo que otros iniciaron, vende como propia y planificada la idea de arreglar lo estropeado, cuenta como logro suyo lo que es el día a día de los diferentes departamentos municipales y no consigue acordar con absolutamente nadie. ¿Para qué sirve esta alcaldesa?

Jorge Hinojal fue concejal de Vitoria-Gasteiz desde el 13 de junio de 2015 hasta el 26 de mayo de 2019. Fue elegido en las elecciones municipales de 2015 por la coalición Sumando, que posteriormente pasó a denominarse Podemos. Hinojal fue portavoz de su grupo y destacó en comisiones de Hacienda, Medio Ambiente, y Salud Pública.

GasteizBerri no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores


Síguenos en redes sociales: X (Twitter) | Facebook | Instagram | TikTok


¡LAS NOTICIAS EN TU MÓVIL!

¿Quieres recibir las noticias de GasteizBerri en tu teléfono móvil?

WhatsApp: Únete a nuestro canal de noticias pinchando aquí.

Telegram: Únete a nuestro canal de noticias pinchando aquí.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ULTIMAS PUBLICACIONES

Cambios destacados en el horario de la hostelería este fin de semana

El Ayuntamiento autoriza dos horas adicionales de apertura para los días 8 y 9 de diciembre en establecimientos de hostelería, baile y diversión.
PUBLICIDADspot_img

Vitoria aprueba el esperado ‘plan de acción para la mejora de la calidad del aire 2023-2026’

El plan busca alcanzar estándares más saludables de calidad del aire, enfocándose en colectivos vulnerables.

Visitas guiadas en Vitoria, una opción para conocer la capital de Euskadi

Vitoria-Gasteiz destaca como destino de turismo sostenible con amplia oferta de recorridos culturales y naturales.

La hostelería en lucha, también en el puente de diciembre

La patronal y los sindicatos siguen enfrentados por la renovación del convenio, con reivindicaciones salariales y sociales sin resolver

GASTEIZBERRI 4×11 | En directo desde Ardoaraba

Recuerda que puedes escucharnos en directo todos los jueves a las 19:00 horas en Radio Siberia.

NOTICIAS RELACIONADAS

Estrategias suicidas en Vitoria-Gasteiz

El movimiento de apoyarse en el PP para gobernar solo puede acabar de una manera, con los populares y EH Bildu polarizando en las próximas elecciones.

A la banca le gusta la fruta

El texto dice así “es posible que esta sentida desregistren unos beneficios bajos o pérdidas en el momento en que se recaude de forma efectiva”