El proyecto del autobús BEI de Vitoria sigue adelante con la redacción del proyecto

El proyecto constructivo definirá las características de las cocheras

Euskal Trenbide Sarea ha adjudicado la redacción del proyecto constructivo de las cocheras y talleres del autobús eléctrico inteligente (BEI) de Vitoria-Gasteiz a la empresa bilbaina Idom por un importe de 210.000 euros. La ingeniería dispondrá de un plazo de seis meses para presentar su propuesta.

El proyecto del BEI cuenta con un presupuesto base de 42.850.000 euros costeado por las tres instituciones siendo el Gobierno Vasco quien más capital pondrá, el 65%, mientras que la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento un 17,5% cada uno.

El proyecto constructivo definirá las características de las cocheras donde se ubicará el sistema de carga lenta de los buses eléctricos inteligentes. Asimismo, las instalaciones, que se construirán en la zona del Vivero, deberán acoger al total de autobuses precisos para la explotación de todas las líneas de Tuvisa, optimizando los recursos existentes y  adaptando los flujos de trabajo a los nuevos sistemas.

Presentacion-BEI-002

El dimensionamiento funcional deberá recoger las necesidades de la infraestructura a proyectar considerando la  flota prevista  para implantar el BEI en Vitoria-Gasteiz, pero deberá prever también las necesidades  derivadas de la progresiva electrificación de toda la flota, así como el equipamiento necesario para las posibles ampliaciones de flota  de los próximos años en los diversos escenarios del plan de movilidad que actualmente está en revisión. Aunque a día de hoy la oferta de transporte público en autobús se resuelve con 100 unidades de 12 y 18 m, el espacio debe prever  el crecimiento del parque móvil que dará respuesta al esperado aumento del uso del transporte público.

La firma adjudicataria deberá estudiar diferentes alternativas de encaje de las infraestructuras necesarias y de su distribución, así como de los accesos. El estudio debe contemplar igualmente la posibilidad de la implantación de las instalaciones por fases.

En este sentido, los requerimientos de las infraestructuras a construir en esta primera fase incluyen la edificación de cocheras para el estacionamiento de un centenar de autobuses, de los que inicialmente 13 son eléctricos y deben disponer de puntos de carga lenta en su plaza de aparcamiento, talleres y un edificio multiusos para instalaciones, mantenimiento, cuartos técnicos, residencia de conductores, gerencia, administración, puesto de mando  y atención al público. Del mismo modo, debe contemplarse la integración urbana  de accesos y salidas rápidas y eficientes de los autobuses desde las cocheras a la vialidad del entorno.

Cabe recordar que el pasado mes de mayo el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz firmaron un convenio por el cual el Ejecutivo se comprometía a financiar y realizar los proyectos constructivos de las cocheras del BEI, así como el de la rotonda de América Latina, que irá en otro contrato. El objeto del convenio es articular la colaboración entre ambas instituciones, que van de la mano en este proyecto, a fin de mejorar aún más la calidad del servicio que a futuro ofrecerá el BEI en la actual Línea 2 periférica de la ciudad, que actualmente hacen los autobuses convencionales de Tuvisa. Esta línea circunvala Vitoria y su trazado discurre por lugares tan emblemáticos e importantes para la vida diaria de los vitorianos como la estación de autobuses, el Hospital de Txagorritxu, Gobierno Vasco o el estadio de Mendizorrotza.

Además de en las cocheras, el sistema de Buses Eléctricos Inteligentes garantizará la operatividad del servicio y la autonomía de  las unidades,  complementándose en ruta con las recargas rápidas ubicadas en Mendizorrotza y Boulevard. El BEI tendrá un trazado de 10 km en el que se integrarán 24 paradas nuevas por sentido, ubicadas en emplazamientos que en la actualidad disponen de paradas ‘convencionales’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.