La restauración de Andaverde, en el río Ebro se convierte en el nuevo refugio para el visón europeo

130 escolares han participado en la plantación de más de 1.900 árboles

El río Ebro es el principal eje de extensión y supervivencia del visón europeo y, desde ahora, cuenta con un refugio ideal en el recodo de Andaverde, en Labastida. La Diputación Foral de Álava acaba de concluir la restauración medioambiental de la zona para recuperar las condiciones ideales y el mejor hábitat para este mamífero, uno de los más amenazados de Europa.

130 escolares de Labastida y Vitoria-Gasteiz que han participado en la plantación de más de 1.900 árboles, arbustos y plantas aromáticas en el espacio natural.

La restauración de esta zona del río Ebro forma parte del proyecto europeo LIFE Lutreola y ha consistido en crear una conexión del río con la laguna interior, que permitirá recuperar zonas inundables en épocas de crecidas, tal y como estaba la zona en la década de los años 50. Asimismo, la intervención ha reducido la altura de la mota artificial, ha incrementado la vegetación de ribera, y ha creado microrelieves y microhábitats que sirven de refugio para insectos, cangrejos, reptiles o anfibios, que sirven de alimento para el visón europeo. Con una inversión foral de 75.000 euros –financiados al 75% con fondos europeos LIFE-, “el visón europeo encontrará en este recodo del río el mejor refugio para su supervivencia”, ha resumido González. La actuación ha contado también con la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Ebro, que ha realizado una de las fases de la restauración.

De 109 visones americanos a un solo ejemplar

No obstante, no es esta la única medida de conservación activa de este mamífero amenazado. La Diputación también lleva a cabo otras acciones, tales como la instalación de trampas flotantes para controlar al visón americano, que es una especie invasora y supone la máxima amenaza al visón europeo. En concreto, la institución foral ha instalado más de 80 trampas en el río Ebro. Un método que ha permitido pasar de 109 ejemplares de visón americano capturados en el año 2015 a sólo 1 en 2018. “Por primera vez en décadas, podemos hablar ya de que el visón americano está prácticamente erradicado en Álava. Esto supone una notable mejora de la situación del visón europeo en nuestro territorio”, celebran los técnicos del Departamento foral de Medio Ambiente. Otra de las medidas destacadas de protección de la especie autóctona es la cría en cautividad y reintroducción en la naturaleza. Forma parte también del proyecto LIFE Lutreola, liderado por la Diputación Foral de Álava.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.