En el estadio de Mendizorroza existen “graves defectos estructurales”

“Desprendimiento de trozos de hormigón en vigas, pilares y gradas“

Foto: Deportivo Alavés | Montaje: GasteizBerri.com

Un informe municipal -publicado por la Cadena SER- concluye que la estructura del estadio de fútbol de Mendizorroza debe ser reforzada y saca a la luz que “ninguno de los informes de los que se dispone hasta ahora se ha considerado necesaria una cierta investigación de la seguridad estructural a través de la obtención de las calidades de sus hormigones y armadura”, por lo que ven imprescindible realizar un estudio más a fondo sobre la estructura.

Por su parte, el Deportivo Alavés sostiene que existen “graves defectos estructurales” pero que no ponen en peligro la seguridad del recinto. Por ello, el club deportivo ha entregado un informe al Ayuntamiento en el que piden una nueva concesión del campo para iniciar la primera fase de las obras el próximo verano teniendo el 2022 como año tope para tener la reforma finalizada. El coste total de la reforma final está valorada en 55 millones de euros, siendo financiada al 50% por las instituciones públicas y otro 50% por fondos que aún se desconocen de dónde procederán ya que el Deportivo Alavés no está obligado a pagar.

La empresa propiedad de Josean Querejeta también considera necesario que se les transfiera la gestión de Mendizorroza durante 75 años para que sea el Alavés quien se haga cargo de las obras. Esta posibilidad podría abrir la puerta a un gran patrocinador privado que financiaría la parte que le correspondería al Alavés. El actual convenio firmado por el Ayuntamiento y el equipo de fútbol recoge que la concesión actual termina en 2023 y que los problemas de la estructura tienen que ser arreglados por el erario. Según el Alavés, estas obras tendrían un coste de 20 millones de euros.

El informe también recoge que la estructura del estadio sufre “una patología generalizada de grietas, fisuras, humedades y oxidaciones que es consecuencia del paso del tiempo y falta de mantenimiento” al igual que “daños en algunas gradas”, “desprendimiento de trozos de hormigón en vigas, pilares y gradas“, “profusión de manchas por humedades” y “oxidación en bases de pilares metálicos“.[/mpc_textblock][/vc_column][/vc_row]

Bingen Zupiria (Consejero de Cultura del Gobierno Vasco), Ramiro González (Diputado General), Gorka Urtaran (Alcalde de Vitoria) y Alfonso Fernández (Presidente del Alavés) | Foto: GasteizBerri.com
Bingen Zupiria (Consejero de Cultura del Gobierno Vasco), Ramiro González (Diputado General), Gorka Urtaran (Alcalde de Vitoria) y Alfonso Fernández (Presidente del Alavés) | Foto: GasteizBerri.com
Reacciones

En EH Bildu consideran que “la información que nos está facilitando el Gobierno es escasa e insuficiente para tomar cualquier posicionamiento” y tachan de grave que “se lleve meses trabajando y que el Ayuntamiento no sepa cuál es el estado de sus instalaciones”.

En Podemos opinan que “todavía existen muchas dudas con respecto a los plazos legales o forma en la que se fuera a licitar. Sería inédito que el proyecto estuviera diseñado ad hoc por y para el cliente final, que no se respetaran los tiempos exigidos para las modificaciones urbanísticas pertinentes o que, sin todavía no conocer cuándo saldrá el concurso, ya se estén adelantando fechas para empezar las obras”.

Desde Irabazi consideran “inaudito que el Deportivo Alavés quiera lucrarse utilizando el nombre de un estadio municipal que pertenece en su totalidad al Ayuntamiento. El proyecto presentado por el Alavés para la reforma de Mendizorrotza perjudica gravemente los intereses del Ayuntamiento y, por consiguiente, de la ciudadanía vitoriana”.

El Partido Popular no se ha pronunciado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.