Nuevo edificio de referencia para las urgencias de adultos en el HUA y “apaño” para las urgencias de pediatría

A Continuación reproducimos un artículo escrito por una de las trabajadoras del centro y que nos ha pedido que la llamemos Maite Alaiza

La atención en las urgencias de Pediatría crece cada año pero, sin embargo, este servicio no tendrá sitio en el nuevo edificio para las urgencias que se está construyendo en el Hospital Universitario de Álava, el HUA.

El nuevo edificio acogerá solo las urgencias de adultos y para la atención urgente a los pequeños pacientes se va a reutilizar una zona antigua del hospital que se ha vaciado.

Instalar las urgencias de Pediatría en una superficie ya construida impone grandes limitaciones para el diseño adecuado del servicio. De esta forma el espacio aprovechable será totalmente insuficiente para atender las necesidades futuras de nuestras niñas y niños.
A pesar de que a última hora algunas dependencias se han incluido con calzador, la “nueva” urgencia pediátrica se quedará pequeña nada más nacer.

Además, al desgajarse del edificio principal, se aleja de los servicios generales comunes y su zona de reanimación, por ejemplo, no estará a la entrada, como en el caso de los adultos, sino que para llegar hasta ella, se tendrá que recorrer un largo pasillo incluso girando esquinas.

Aún estamos a tiempo de reconducirlo porque en el nuevo edificio que se construye hay sitio para poner la urgencia de Pediatría. No hacerlo sería discriminatorio con la población infantil porque no la incluye, como corresponde, y porque un edificio con más posibilidades es una apuesta por la calidad de la que se está excluyendo a la población infantil de Araba.

Un comentario sobre «Nuevo edificio de referencia para las urgencias de adultos en el HUA y “apaño” para las urgencias de pediatría»

  1. En principio no parece tener demasiado sentido diseñar un nuevo edificio en el que no vayan a estar incluidas todas las urgencias, también las de pediatría. Una vez que se hace ese esfuerzo sería lógico incluir en él a la población infantil. Parece que eso ayudaría a un mejor servicio para todos los pacientes, sin dejar a un lado a los niños y niñas. Si, como sugiere la carta, se está a tiempo de una reconsideración, estaría bien hacerla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.