Una ley vasca podría obligar a los centros escolares a impartir más horas de educación física

También se plantea crear una tarjeta deportiva única en todo Euskadi

Sede del Gobierno Vasco, Lakua

El Gobierno Vasco está trabajando en la que será la nueva ley de actividad física y deporte que en la actualidad se encuentra en la fase de alegaciones.

Según se recoge en el borrador, se obligará a los centros escolares de primaria y secundaria a reforzar el número de tiempo que dedican a la asignatura de educación física con tres horas como mínimo a la semana mientras que el resto de etapas contarían con un número de horas suficientes.

El proyecto de ley también recoge la limitación del uso de los teléfonos móviles y que el alumnado y el profesorado acudan al centro escolar andando o en bicicleta.

Por su parte, Osakidetza tendría que crear un servicio de orientación deportiva cuyo fin sería prevenir y/o contrarrestar las enfermedades relacionadas con el sedentarismo y la obesidad entre otras.

Por último, también se plantea crear una tarjeta única en todo Euskadi con la que poder acceder a los centros deportivos públicos.

Con la aparición de esta Ley se creará la ‘Agencia Vasca de Actividad Física’ de carácter público y de derecho privado cuyo cometido (entre otros) será la planificación y la coordinación de las políticas de fomento de la actividad física en toda la comunidad, la puesta en marcha de la tarjeta deportiva única para acceder a los servicios deportivos públicos y predecir las posibles tendencias y proponer la adopción de las medidas dirigidas a promover una mayor y mejor práctica de la actividad física y del deporte entre la ciudadanía. 

Los objetivos de esta ley serán mejorar la calidad de vida de las personas, la prevención de las patologías, la adquisición de hábitos asociados a estilos saludables de vida, la mejora de la autoestima y la autonomía personal, la socialización e integración a través de la práctica conjunta, especialmente en el caso de personas con algún tipo de discapacidad, la reducción del gasto sanitario y farmacéutico asociado a las patologías por sedentarismo, la generación de empleo y riqueza económica a través del desempeño de las profesionales y actividades empresariales vinculadas y la contribución al desarrollo integral de la persona, especialmente en la infancia y la adolescencia. 

Otras de las medidas que se quieren poner en marcha están relacionadas con el urbanismo y la creación o adaptación de parques saludables con equipamiento para realizar ejercicios y la integración de políticas de planificación urbana que fomenten los desplazamientos activos a pie o en bicicleta. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.