Los vecinos de Santo Domingo se sienten de segunda tras ver la celeridad con la que se ha llevado el desalojo del portal nº8 de la Dato

“Desde aquí celebramos que la situación de nuestras vecinas y vecinos de Dato esté resuelta”.

Los vecinos de Santo Domingo han vuelto a denunciar el inmovilismo “selectivo” del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz frente a la problemática de las vecinas de la calle Santo Domingo que fueron desalojadas hace ya años.

En una rueda de prensa ofrecida, han mostrado su descontento con el Gobierno Municipal por cómo ha actuado con el desalojo del portal nº8 ya que denuncian que se ha actuado de manera muy diferente a como lo hizo hace dos años con el vecindario de Santo Domingo 40-42 ya que el mismo día que se conoció lo que ocurría en la calle Dato el alcalde se presentó en el lugar acompañado de personal técnico, algo que no ocurrió cuando se obligó a los y las vecinas de Santo Domingo a desalojar sus viviendas. También se quejan de la celeridad del Ayuntamiento a la hora de conceder la licencia de obra. “Desde aquí celebramos que la situación de nuestras vecinas y vecinos de Dato esté resuelta”.

Dos años después, las vecinas y vecinos de Santo Domingo 40-42 siguen sin novedades de que será de ellos. Ponen en el centro del problema el mal estado del barrio ya que su edificio no ha sido el único que ha tenido que ser desalojado por problemas estructurales; “esto no se debe a la dejadez de propietarios que no han cumplido con sus obligaciones en la conservación de los edificios; es un problema económico” destacan. “Dinero hay, quizás lo que nos tenemos que preguntar es a dónde va a parar”.

Apuntalar y a esperar

Otra de las cosas que critican del Ayuntamiento es la solución que están dando. “han existido actuaciones en edificios del Casco Viejo con problemas similares a los nuestros, y parece que la solución inmediata es apuntalarlo… y esperar. Es una medida cortoplacista que, si no se acompaña de una rehabilitación real, no consigue otra cosa que empeorar un problema que no va a desaparecer por sí solo”. “Estamos en un barrio en el que el Ayuntamiento no han dedicado ni un solo euro a inversiones reales en los tres últimos años. Existe un problema que se quiere silenciar, señalando como únicos culpables a los propietarios ante la opinión pública. Pero hay una responsabilidad política que no se ha asumido desde hace muchos años”.

Por todo esto, piden al Ayuntamiento, al equipo de gobierno y al resto de grupos políticos que trabajen de manera inmediata en un plan de rehabilitación integral del barrio. “Exigimos una solución ya. Las vecinas que vivimos en este barrio ya no tenemos más tiempo, tiempo que a las instituciones parece sobrarles”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.