El Hospital Universitario Araba pilota una herramienta para tratar de reducir las resistencias a los antibióticos

En Euskadi se ha logrado reducir en los últimos cuatro años en un 7% el consumo de antibióticos

HUA | Hospital Universitario de Araba. Este nuevo edificio unifica los hospitales de Txagorritxu y Santiago y atenderá a un promedio de 2000 personas al día. El Gobierno vasco ha invertido 25 millones de euros.

El Departamento de Salud y Osakidetza insisten en que el uso correcto de los antibióticos es la mejor manera de frenar las resistencias a lo antimicrobianos, un problema a nivel mundial. En Euskadi se ha logrado reducir en los últimos cuatro años en un 7% el consumo de antibióticos, y lo que es más importante, se han implantado medidas eficaces para garantizar un uso apropiado y evitar que éstos pierdan eficacia. 

Coincidiendo con el Día Europeo del Uso Prudente del Antibióticos, el Departamento de Salud y Osakidetza quieren insistir en que el control de las resistencias antibióticas constituyen una prioridad. En Europa, se estima que las resistencias antibióticos causaron 33.000 muertes en el año 2015; esto supone una cifra 30 veces superior al número de fallecidos en accidentes de tráfico. Aproximadamente un 15% de las infecciones son resistentes a los antibióticos.

La complejidad en el manejo de las enfermedades infecciosas junto con la aparición de resistencias a los antibióticos hace fundamental el desarrollo de programas orientados a optimizar el uso de antibióticos, mejorar los resultados en salud, y minimizar los efectos adversos asociados a la utilización de éstos. En este sentido, la Estrategia de Seguridad del Paciente de Osakidetza 2020 ha incorporado una nueva línea de trabajo, que contempla el desarrollo de Programas de Optimización de Uso de Antobióticos (PROA).

Para el depliegue de estos programas, cada OSI cuenta ya con un equipo multidisciplinar compuesto por al menos un farmacéutico, un microbiólogo y un profesional asistencial, encargado de realizar el seguimiento cotidiano de los tratamientos de las y de los pacientes. Su objetivo es garantizar el antibiótico más correcto, en el caso de los pacientes hospitalizados, tratar de que la estancia en el hospital se reduzca.

Pilotaje de aplicación informática

Además, con el fin de facilitar el trabajo diario de los equipos PROA, dos centros hospitalarios de Osakidetza, el Hospital Universitario Araba y el Hospital Bidasoa, participan en el pilotaje de una aplicación informática que permite visualizar los datos del paciente, los datos de microbiología y los tratamientos, con el fin de revisarlos diariamente y administrar el tratamiento más adecuado. A través de un sistema de alertas, esta aplicación, cuyo despliegue está previsto extenderlo próximamente a todos los hospitales de Osakidetza, permite optimizar tratamientos y favorecer así el buen uso de los antibióticos.

El pasado año en Euskadi se consumieron 15,8 millones de antibióticos, una cifra inferior a los 17 millones de antibióticos que se recetaron en 2015. El Departamento de Salud y Osakidetza recuerdan que:

  • Los antibióticos son medicamentos que matan bacterias o detienen su crecimiento; por lo tanto, son ineficaces para las infecciones víricas, como son los resfriados, la gripe y la mayoría de las infecciones que ocasionan tos y dolor de garganta.
  • Únicamente el personal médico o dentista puede decidir si se necesita o no un antibiótico; no se deben tomar por decisión propia.
  • Es importante no abandonar el tratamiento antes de tiempo, aunque se experimente una mejoría en el estado de salud.
  • Tomar antibióticos sin necesidad o hacerlo mal, sin respetar las dosis y el tiempo indicado, puede suponer un problema de salud individual y también colectivo, ya que las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos y dejan de hacer efecto.
  • En caso de que sobre antibiótico no se debe guardar en casa, sino depositarlo en una farmacia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.