Las medidas para paliar la crisis del COVID-19 «son poco ambiciosas y sociales» según la oposición

Iñigo Urkullu habla con un Consejero durante el Consejo de Gobierno del 17 de marzo

El Gobierno Vasco, aprobó ayer medidas económicas urgentes destinadas a paliar, «en la medida de lo posible», el daño económico que producirá la crisis del COVID-19 en Euskadi, una situación nunca experimentada en la historia de la sociedad moderna que provocará una merma social y económica todavía incuantificable.

Con la clara intención de transmitir una imagen de contundencia Lehendakaritza anunciaba su respuesta a la crisis a la par que Pedro Sánchez desvelaba medidas económicas de un calado y volumen histórico. El mensaje de tranquilidad y confianza del Gobierno Vasco se traducía en la puesta en marcha de varios programas de ayuda a empresas (por más de 1000 millones de euros) y en la promesa de que «pondrá a disposición de la superación de esta crisis todos los medios económicos y humanos a su alcance».

Sin embargo las medidas han sido criticadas por la oposición por estar «orientadas claramente a ayudar a las empresas» pero no tanto a las personas. Consideran que tampoco hace referencia a las situaciones de más riesgo que surgirán durante la continuidad del confinamiento por la crisis del Coronavirus.

Maddalen Iriarte candidata a Lehendakari de EH BILDU reclamaba una convocatoria extraordinaria del Parlamento Vasco ya que, considera, en época de crisis «es imprescindible que el Parlamento sea tan importante como el Gobierno» «La representación democrática de la ciudadanía está en el Parlamento».

El Grupo EH Bildu solicitaba hoy la comparecencia extraordinaria del Lehendakari para que «explique en el Parlamento qué medidas está tomando el Gobierno contra la pandemia y sus consecuencias».

Por su parte el partido ecologista EQUO Berdeak celebraba de buen grado este paso a la acción del ejecutivo vasco y español pero lamentaba que «ambos gobiernos se hayan olvidado de una cuestión no resuelta hasta la fecha, la del posible impago de los alquileres desorbitados que rigen en este país, un problema que sin duda se agravará para muchas personas autónomas y para quienes pierdan su empleo. «

«En lo que respecta al paquete de medidas anunciado por el Gobierno Vasco, EQUO Berdeak considera que el Ejecutivo de Urkullu no está sabiendo dimensionar adecuadamente la magnitud de la “pandemia social y económica” en la que puede desembocar el coronavirus. Sus medidas, además de poco ambiciosas, están pensadas fundamentalmente para las empresas, pero no da el valor que merece a los cuidados de las personas ni a la necesaria coordinación entre instituciones democráticas en una situación crítica como esta.»

EQUO Berdeak

Las «prioridades de actuación» que el ejecutivo vasco se marca en el ámbito económico son: el sistema sanitario, las empresas y las personas (trabajadoras) y las familias. Tomando para cada una de ellas las siguientes medidas:

REFUERZO DEL SISTEMA SANITARIO VASCO

  • Suministro y producción de medicamentos y adquisición de material sanitario.
  • Refuerzo atención preventiva y asesoramiento telefónico.
  • Medidas extraordinarias de refuerzo personal sanitario para atención asistencial domiciliaria.
  • Habilitación de nuevos espacios de atención en centros sanitarios.

MEDIDAS DIRIGIDAS A LAS EMPRESAS

  • Ayudas a las empresas para evitar la propagación del coronavirus en las organizaciones.
  • Ayudas para la adquisición de equipos y herramientas tecnológicas.
  • Ampliación de dotaciones de programas para empresas en dificultades.

Línea de financiación de circulante a Pymes, profesionales y autónomos de 500 M€.

MEDIDAS DIRIGIDAS A LAS PERSONAS Y LAS FAMILIAS

  • Aplicación extensiva del Programa de conciliación vida laboral y familiar con ayudas de reducción de jornada para:
    1. Cuidado de menores y personas contagiadas o aisladas por coronavirus
    2. Cuidado de menores y personas mayores afectadas por el cierre de centros educativos y residencias de día.
  • Incentivar la flexibilización de la jornada laboral con ayudas públicas.

Para llevar esto a cabo el Gobierno de Urkullu ha diseñado un programa dotado con hasta 500 millones de euros de presupuesto, una serie de medidas de flexibilización y refinanciación de anticipos, préstamos y avales así como la puesta en marcha de una línea de financiación para PYMES y autónomos de 25M de euros y una línea de financiación de activo circulante de 500M de euros:

  1. Programa Covid-19: dotado inicialmente con 300M/€ de presupuesto y ampliable hasta los 500M/€ en caso de ser necesario, procedentes de remanentes de tesorería y excedentes de créditos presupuestarios.
  2. Línea de financiación del Instituto Vasco de Finanzas: con una cuantía de 25M/€, se activará esta semana, de cara a facilitar la necesaria liquidez al tejido productivo vasco, sobre todo centrado en PYMES y autónomos.
  3. Nueva línea de circulante: unido a lo anterior, «en el plazo más breve posible», se articularán líneas de financiación de circulante con avales de la CAE por importe de 500M/€ a coste cero a cinco años con uno de carencia, en colaboración con las entidades bancarias que tienen actividad en Euskadi y Elkargi.
  4. Flexibilizaciónrefinanciación y adaptación de las condiciones financieras que consistan en anticipos reintegrables, préstamos o avales en programas como GAUZATU, BIDERATU, INDARTU y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.