Type to search

[PRIMICIA] El lazo libanés «de moda» en Vitoria-Gasteiz

Intentas sacar dinero del cajero pero no puedes recuperar la tarjeta porque un “error del sistema” impide devolverte la tarjeta. Acabas de ser víctima del “Lazo Libanés”. O al menos así podría ser. La treta, que consiste en grabar con una cámara oculta tu número pin para después quedarse con el chip de tu tarjeta podría estar “de moda” en Gasteiz, tal y como han declarado fuentes conocedoras de la investigación a este medio.



Sofisticado como pocos

El modus operandi es sofisticado como pocos. Los delincuentes instalan una cámara diminuta, de las que venden en tiendas de espías, en un cajero. La cámara, como no podría ser de otra forma, apunta hacia el teclado numérico de dicho cajero. Así, quedará registrado el número PIN de tu tarjeta cuando, tú, la víctima, como veremos a continuación, abandones la máquina.



El siguiente paso: modificar el cajero para que la tarjeta de la víctima quede atrapada. El sofisticado mecanismo de los cajeros detectará que la tarjeta no puede ser devuelta e informará al usuario de que “por cuestiones técnicas” la tarjeta se va a quedar allí.

Una vez el inocente desiste de recuperar su tarjeta, los delincuentes acceden al cajero, recuperan la tarjeta y se hacen con la grabación que la cámara oculta ha hecho de sus (o tus) dedos introduciendo el pin. Ya tienen todo lo que les hace falta para hacerse con tu dinero: el pin y el chip.

En el mismo cajero, o uno próximo para evitar ser atrapados en la investigación, podrán extraer prácticamente todo lo que tengas guardado en esa cuenta.

Palos de hasta 1000 euros

Las estafas, o los “palos“, como se les conoce en la jerga policial, llegan, según han informado a este medio, hasta los 1.000 euros.

Esas mismas fuentes informan de que en la capital vasca se están produciendo “muchos” palos.

El “lazo libanés” -nos cuentan- “se está poniendo de moda”.

En la tarde del sábado varios agentes intervinieron en una operación contra presuntos delincuentes que utilizan esta técnica. De manera oficial, no obstante, la Ertzaintza todavía no suelta prenda.



Etiquetas::

1 comentario

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.