domingo, 26 de septiembre
12.1 C
Vitoria-Gasteiz

Vitoria celebra el ‘Año Dantesco’ con una gran muestra de Salvador Dalí

- Publi -

Dante Alighieri fue de los primeros artistas en hacer una descripción literaria totalmente aterradora sobre el infierno, un relato épico que resultó atractivo para un católico supersticioso y excéntrico como Salvador Dalí. En el 700 aniversario de la muerte del escritor, Fundación Vital se ha unido a diversas ciudades europeas para celebrarlo y lo hace con la muestra ‘Dalí, año Dantesco’, que podrá verse en el Centro de Exposiciones Fundación Vital hasta el próximo 19 de septiembre.

A través de un centenar de obras, Dalí, uno de los padres del Surrealismo, viaja por el Paraíso, el Purgatorio y el Infierno (33 de cada uno de estos tres cantos del poema y una más para la introducción) acercando al espectador a su mundo único, cargado de imágenes oníricas. La muestra está comisariada por Fernando Martínez de Viñaspre, quien también aporta el diseño expositivo.

Son un centenar de xilografías que el artista catalán creó para ilustrar ‘La Divina Comedia’ por encargo del gobierno italiano en 1957, con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Dante Alighieri. Sin embargo, esta elección de un autor extranjero supuso una gran polémica en Italia y finalmente se prescindió de sus servicios. Pese a ello, Dalí continuó con su trabajo y, durante cinco años, dibujó un centenar de acuarelas y supervisó el proceso de transferirlas a las planchas de xilografía. Con ellas se ilustraron seis volúmenes con el texto de Dante Alighieri traducido al francés pasando a ser ilustrador de La Divina Comedia junto a grandes maestros como Botticelli, Miguel Ángel o, más recientemente, Miquel Barceló.

El profundo conocimiento que tiene Dalí de la obra de Dante hace que esta serie sea una de las obras ilustradas más importantes del siglo pasado donde además destaca la importancia de la visión surrealista del artista.

Dalí y el surrealismo

El surrealismo fue un movimiento de ámbito europeo que rápidamente se convirtió en una fuente de creación en todos los campos culturales, la literatura, la pintura, la escultura, la fotografía, la música, el cine e incluso fue más allá configurando la forma de vida de sus seguidores y creadores. Su nacimiento fue una consecuencia de la crisis que afectaba a la mayoría de las sociedades occidentales a principios del siglo XX.

Salvador Dalí fue uno de los máximos exponentes del movimiento y convirtió como ningún otro surrealista el absurdo y la locura como principios esenciales de su arte. Creó su propio mundo, miniaturizado, poblado de células vivas, de asnos podridos, de falos que vuelan, de un mundo que levita entre la arena de la playa y el cielo, un mundo hecho de monstruos y sueños que le llevaron a una gran creatividad artística.

Esta exposición de Fundación Vital da la oportunidad de adentrarse en su particular mundo, cargado de imágenes oníricas gracias a su faceta como ilustrador.

Salvador Dalí (Figueras, 1904 –Púbol, 1989)

Dalí ingresó en 1921 en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, y se instaló en la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde hizo amistad con Federico García Lorca y Luis Buñuel. En 1925 participó en la Exposición de artistas ibéricos en Madrid y presentó su primera exposición individual en las Galerías Dalmau de Barcelona. Sus primeras obras fluctuaron entre la tradición académica y algunas incursiones en el campo del cubismo y la pintura metafísica de De Chirico. Un año después fue expulsado de la Escuela de Bellas Artes y viajó a París donde le presentaron a Picasso. Allí, acompañados de Buñuel y Bores, visitaron el Louvre, galerías y frecuentaron las tertulias de los pintores españoles en el Café Rotonda. Un mundo deformado, lleno de obsesiones sexuales, ligadas a las teorías de Freud, y de motivos como los relojes blandos, pianos, muletas y materias orgánicas en descomposición.

Durante el verano de 1929, en Cadaqués, conoció a Gala, esposa del poeta Paul Eluard, que a partir de entonces se convertiría en su musa. En 1934 fue expulsado del Grupo Surrealista por André Bretón y ese mismo año expuso en la Galería Julián Levy de Nueva York.

Participó en la Exposición surrealista de Tenerife (1935) y en Fantastic Arte, Dada, Surrealism en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Desde entonces se dedicó a pintar obras alejadas de la modernidad, de intenso misticismo religioso y temáticamente inspirada en los grandes artistas de la tradición pictórica europea, como Leonardo, Rafael, Vermeer y Velázquez. En 1978 ingresa en l’Académie Française. Antes de caer enfermo en 1980, vivió ocupado en la investigación de la pintura hiperestereoscópica y en cuatro dimensiones, de la que él mismo se consideraba pionero. Falleció el 23 de enero de 1989 en Figueras.

‘Dalí, un año Dantesco’ se podrá visitar en el Centro de Exposiciones Fundación Vital (Postas 13-15, Vitoria-Gasteiz) desde hoy hasta el 19 de septiembre, de martes a sábado de 18:00 a 20:30 horas, y los domingos y festivos de 12 a 14 horas y de 18 a 20:30. La entrada es libre.

- Publi -

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre