viernes, 19 de agosto
20.6 C
Vitoria-Gasteiz

Las calles más limpias suelen ser más seguras

El que es astuto sabrá, que cualquier lugar hay que cuidar.

Numerosas quejas ciudadanas han constatado que la suciedad en la vía pública sigue siendo visible a pesar del cambio de empresa, y aunque solo llevan desde el 1 de noviembre de 2021, la limpieza no ha mejorado sino que ha empeorado servicio de recogida de residuos.

Los comportamiento incívicos como el abandono de voluminosos en plena calle o la falta de limpieza en momentos concretos son las principales denuncias ciudadanas, que también advierten del abandono de residuos fuera de los contenedores, problemas de limpieza relativos a las papeleras o relacionados con los buzones de recogida neumática.

A ojos de nuestro Alcalde y CIA., en cuestión de limpieza, Gasteiz es un ejemplo. Como si se tratara del célebre gato cuántico, la ciudad está limpia y sucia a la vez. Tan extraño fenómeno, que no admite comparación con lo que ocurre en casi ninguna otra ciudad del Estado, responde a un hecho simple en realidad: gobierne quien gobierne se culpa y se dice que la ciudad es poco menos que un inmenso vertedero que sus rivales son incapaces de gestionar y de que la ciudad nunca ha gestionado peor sus basuras.

Los parques y zonas verdes están sucias, lo han estado siempre y, al paso al que va, lo seguirán estando durante mucho tiempo. La limpieza urbana es uno de los servicios que más quejas concentra en el buzón del Ayuntamiento junto con la recogida de residuos.

Que la ciudad está sucia es una realidad evidente para los ojos de cualquier ciudadano. Esto es consecuencia de los contratos de limpieza que el Ayuntamiento saca a concurso donde prima el precio y no la calidad, ello hace que desde entonces, se venga condenando a los barrios de la ciudad, que al final son los peores tratados.

Basta con dar un paseo por cualquiera de ellas para constatar la acumulación de basura, muebles, colchones y cualquier tipo de desechos que o bien no se recogen o bien provocan que las papeleras y los contenedores estén a rebosar, sobre todo en los barrios.

Hace unos días pude oír una conversación entre dos personas hablando de este tema, criticando sobre todo a todas aquellas personas que dejan colchones, ropa esparcida por el suelo, porque hay personas que abren las bolsas y dejan todo tirado en el suelo. ¿Quién paseando no ha visto al lado de un contenedor algún colchón, restos de muebles voluminosos?.

En la página del Ayuntamiento aparece esta información: Características del servicio

  • Servicio gratuito de recogida de enseres y objetos voluminosos (colchones, somieres, muebles, butacas…)
  • Para acceder a este servicio, es necesario llamar al teléfono 945 20 00 20 (horario de atención: de lunes a viernes) y le indicarán el día, hora y lugar donde debe depositar los enseres y objetos voluminosos.
  • El servicio de recogida se efectúa de lunes a domingo (excepto sábados noche), preferentemente a partir de las 20:00.

A tener en cuenta

  • Está prohibido, salvo con cita previa, depositar enseres y voluminosos en los contenedores de recogida de residuos habituales ni en el suelo junto a ellos, ya que de esta manera no es posible su reutilización. Dejar los enseres en la calle a cualquier hora y sin haber pedido cita, conlleva una multa o sanción de hasta 750 euros.
  • Si se quiere llevar personalmente tanto los enseres como los aparatos eléctricos y electrónicos, puede dirigirse a los puntos limpios Garbigune de la Avenida de los Huetos, o al situado en el vertedero de Gardelegi.
  • Cuando realice la compra de colchones, de electrodomésticos, aparatos eléctricos y electrónicos, los distribuidores y comercios de venta le recogerán los viejos para su reciclaje.

Sobre la recogida de enseres

El Ayuntamiento presta el servicio de recogida de muebles y enseres a través de la UTE formada por Koopera y Emaús, encargada de gestionar, no sólo la recogida, sino también su clasificación, reparación y comercialización, con el afán de fomentar la economía circular.

En adelante, está prevista la posibilidad de dar un servicio puerta a puerta con cita previa y con residuos que cumplan unos requisitos determinados.

Con el fin de alcanzar un compromiso con el medioambiente, la seguridad y la sanidad por parte de toda la ciudadanía, se hace necesario un uso responsable de los servicios de recogida de residuos municipales.

Pues bien a pesar de todo esto es mejor hacerlo con nocturnidad y alevosía, y tendríamos que recordar que “no es más limpio, quien más limpia, sino quien menos ensucia” y si no solo hay que darse una vuelta por el aparcamiento de San Martin y ver los “cerdos” que son alguno que pasan el tique para salir y luego lo tiran al suelo y ya no digamos nada de los restos de los botellones.

Más opinión

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Artículos relacionados

Markel: víctima del Síndrome de Alienación Parental y de un linfoma

Todas denunciaron la violencia institucional que están padeciendo las víctimas de la violencia de género.

«Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano»

Cuidar de quien ya cuidó de nosotros es la mayor de las honras

«Soy un perro de asistencia y estoy altamente entrenado»

Yo solía mirar a mi perro, y pensar, «si fueras un poco más inteligente podrías decirme lo que estás pensando», y él me miraba como si me dijera: «si fueras un poco más inteligente, yo no tendría que hacerlo».

¿Quién le pone el cascabel al gato?

Para nosotros libertad es tener servicios públicos de calidad y no ser explotados para que políticos sin escrúpulos vivan entre lujos.
X