jueves, 2 de febrero
8.3 C
Vitoria-Gasteiz

El 20% de los vecinos de Vitoria viven en situación pobreza

Cáritas Vitoria atendió 13.527 familias solo en 2021

Noticias relacionadas

Cáritas Diocesana de Vitoria atendió a un total de 4.509 familias durante 2021 (5.488, en 2020), en el territorio de la Diócesis de Vitoria. Aplicando los cálculos de estimación de la Fundación FOESSA, Cáritas habría apoyado alrededor de 13.527 personas y/o familias (16.464, en 2020). Pese a la bajada, desde Cáritas señalan que «en general estamos mejor, pero quien ya estaba mal, está peor; hemos atendido a menos familias, pero con mayor intensidad». En 2021 creció el número de entrevistas mantenidas: 12.392 frente a las 10.694 de 2020; las respuestas ofrecidas fueron 16.468, frente a las 11.811 del año anterior. «No podemos relajarnos, porque nuestra sociedad es una sociedad desigual en la que coexisten un 80 % de personas en situación de plena integración junto a un 20 % de personas en exclusión a las que no podemos dejar atrás».

Los datos de la atención de Cáritas revelan que la situación de pobreza ha mejorado con respecto a los años anteriores. No obstante, la desigualdad persiste en un territorio en el que un 80 % de las personas están plenamente integradas, frente a un 20% que continúan en exclusión.

Más mujeres que hombres atendidas

Un 66 % de las personas atendidas en 2021 por Cáritas Diocesana fueron mujeres. El 40 % estaban desempleadas, el 28 % son personas sin permiso de residencia y trabajo, y un 25% de las personas o familias que acudieron a los despachos de acogida son de nacionalidad española. Cáritas destaca, además, que el 43% de las personas o familias a las que Cáritas acompañó durante el pasado año, compartían vivienda. Este dato pone en evidencia las grandes dificultades a las que se enfrentan las familias para acceder a este derecho básico.

El número de respuestas económicas ofrecidas por Cáritas creció también en 2021: 1.515, frente a los 1.309 contabilizados en 2020. De estas ayudas, 416 fueron destinadas a cubrir necesidades básicas con carácter urgente. La cantidad destinada a estos apoyos ascendió a 102.204,46 euros, frente a 98.359,98 € en el ejercicio anterior.

Las respuestas formativas también crecieron durante 2021. Un total de 1.035 personas participaron en distintos cursos impulsados por el Departamento de Formación (836, en 2020): 638 asistieron a clases o actividades relacionadas con el aprendizaje del castellano (637, en 2020); 153 asistieron a las Escuelas de Formación y Promoción de la Mujer (238, en 2020); y 244 niños y niñas o adolescentes participaron en sesiones de apoyo escolar (206, en 2020).

Por programas, los talleres ofrecieron 214 becas formativas (217, en 2020). En el apartado de inserción laboral, en 2021, se contabilizaron 17 contratos de inserción (18, en 2020): 1, en el programa de formación agrícola en huertas; 7, en la cooperativa Berjantzi y 9 más en el marco del convenio de colaboración con la Fundación Giltza.

La Agencia de Colocación Lan Bila atendió a 864 personas demandantes de empleo. El servicio de intermediación laboral gestionó 269 ofertas (254, en 2020). Del total de demandas gestionadas fueron cubiertas 197 (224, en 2020): 154 de ellas de servicio doméstico y/o cuidado de personas dependientes (198, en 2020); otras 43 demandas en otros sectores. Este último dato indica que va creciendo el número de ofertas que llegan a la Agencia de Colocación de Cáritas, que no están relacionadas con la atención del hogar y las personas.

Otros datos relevantes

Durante 2021, el gasto de Cáritas Diocesana de Vitoria ascendió a 2.583.861,45 euros (2.410.416,85 €, en 2020). La cuantía dedicada a la intervención social fue de 929.859,24 € (861.893,66 €, en 2020); en los programas de empleo se invirtieron 894.504,67 € (863.952,79 €, en 2020) y en animación de los programas 240.003,94 €(241.983,00 €, en 2020).

Los ingresos ascendieron a 2.831.454,06 euros (2.711.753,56 €, en 2020). Las cuotas de socios y socias alcanzaron la cantidad de 411.183,90 €; las colectas, 422.192,82 euros; los donativos, 783.136,14 euros y las subvenciones recibidas de las instituciones, 477.243,62 euros. Las aportaciones destinadas a campañas de emergencia supusieron 101.840,00 euros. De este último apartado, cabe destacar la cantidad aportada para acompañar la situación de emergencia generada por la erupción del volcán de La Palma, que ascendió a 51.401 euros.

El pasado año fueron 1.334 socios y socias los que junto a los donantes puntuales hicieron posible con sus cuotas y aportaciones el sostenimiento de una parte importante de las actuaciones de Cáritas de Vitoria. La acción de Cáritas en 2021 fue impulsada y sostenida con el apoyo de los 708 voluntarios y voluntarias que realizan labores de acompañamiento, sensibilización y animación comunitaria en el marco de los programas y servicios de la organización de los que dispone la red formada por 36 Cáritas de base. Durante 2021, Cáritas Diocesana vio reducido su voluntariado en alrededor de 150 personas; muchas de estas bajas se produjeron como consecuencia de la situación generada por la pandemia del coronavirus.

Valoración de los datos

Los datos que ofrece el informe de actividad de Cáritas proyectan una sociedad desigual, en la que un 80% de las personas están en situación de integración plena, al tiempo que el 20% restante está en exclusión. Cáritas atendió durante el pasado ejercicio a casi 1.000 familias menos que en 2020. El parón en los movimientos migratorios, la mejora de los datos del empleo o la activación del Ingreso Mínimo Vital, podrían haber influido en ello.

Sin embargo, cabe destacar que aquellas familias a las que Cáritas apoyó en 2021 necesitaron un mayor número de respuestas y/o ayudas económicas que las que se asignaron en 2020 para casi un millar de familias más. A finales del año al que refiere el informe presentado por Cáritas, los indicadores hacían pensar en una mejoría generalizada de la situación, tras la dramática experiencia sociosanitaria de la pandemia.

En el momento de presentar esta memoria anual, la guerra en Ucrania y la amenaza de la crisis económica, vuelven a traer la incertidumbre al mundo entero y, en particular, a las personas más vulnerables. La precariedad laboral, la brecha digital y la falta de garantías de acceso a los derechos básicos para algunos colectivos, —en particular a la vivienda—, preocupan a Cáritas y marcan sus líneas de trabajo contra la pobreza en el territorio de la Diócesis de Vitoria.

Es por ello que Cáritas Diocesana pide a la sociedad que siga apoyando y confiando en Cáritas, para seguir trabajando por ese 20 % de personas que peor lo pasan y que tanto necesitan de la solidaridad del resto de la ciudadanía.

- Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

- Publicidad -

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento comprará una nueva lonja para alojar los camerinos del Teatro Principal

También se liberará el espacio actualmente ocupado por las oficinas del teatro para convertirlo en una zona de danza.

240 euros de descuento en internet, así son los «bonos digitales» del Gobierno Vasco

Una vez que se haya otorgado la ayuda, los solicitantes deberán cambiar a la operadora que ofrece los descuentos.

Renfe anula decenas de “abonos gratis” en Álava

Dicen que han llamado a Renfe y que la única solución que les han puesto es la de ir a la estación de Vitoria para poner una reclamación que será respondida en un plazo de tres meses.

El 42% de los menores de Álava han hablado con «desconocidos» por las redes sociales

El 44% de escolares de secundaria pasa los fines de semana más de 5 horas diarias frente a una pantalla; el 42% ‘habla’ con personas que no conoce en redes sociales o juegos online y cerca de un 11% ha sido víctima de amenazas.

EH Bildu pedirá aumentar el número de viviendas públicas en alquiler en Vitoria

Solo el 1% de las viviendas municipales destinadas a alquiler en todo Euskadi están en Álava.

Últimas noticias

El Ayuntamiento comprará una nueva lonja para alojar los camerinos del Teatro Principal

También se liberará el espacio actualmente ocupado por las oficinas del teatro para convertirlo en una zona de danza.
- Publicidad -

Más noticias

- Publicidad -