Denuncian las continuas peleas que se viven frente a la discoteca Lola

Esta situación estaría afectando a más de 300 vecinos

Denuncian la “falta de seguridad y continuas peleas” que viven los vecinos del entorno de la Discoteca Lola, estación de Renfe. Esta situación estaría afectando a entre 65 a 70 viviendas y a más de 300 vecinos. Las viviendas más afectadas se encuentran entre los números 40, 42, 44 y el portal nº 24 de la Calle Manuel Iradier.

A criterio de Leticia Comerón, portavoz y candidata a la alcaldía por el PP en Vitoria, “Si hay algo que preocupa a los vecinos es la inseguridad que sufren cada viernes y sábado por la noche, que se traduce en peleas y broncas. Se trata de una situación que no deja de repetirse”. “Sabemos que cuando hay una discoteca, suele haber quejas de ruido y se generan problemas pero creemos que hay que analizar cada caso de forma aislada. Y este caso empieza a desbordar la paciencia de los vecinos”, censura.

Ruido y suciedad

Comerón explica que “por un lado hablamos de las continuas molestias por el ruido y las vibraciones que llegan hasta los pisos más altos del edificio, además del ruido que provocan los usuarios en el exterior de la Discoteca Lola”.

Además también hay que tener en cuenta la suciedad a lo largo de toda la Calle Dato después de cada noche de fiesta. Esta suciedad va desde vasos y bebidas por el suelo, hasta orines y vómitos”, ha advertido Comerón.

Inseguridad

Pero al margen del ruido y de la suciedad, por si fuera poco, lo peor de esta situación es la inseguridad que sufren los vecinos ya que es muy habitual que cada fin de semana se produzcan constantes gritos y peleas, que deja a los vecinos con una gran preocupación”, denuncia la portavoz popular.

“Un ejemplo de los últimos episodios de esta situación es el vídeo que pudieron grabar los vecinos desde sus casas. En el vídeo se puede oír desde insultos a la policía hasta amenazas con un cuchillo de grandes dimensiones. Todo esto después de una pelea con agresión con un cuchillo.

Comerón ha mencionado que “esto no es un hecho aislado” sino que, por desgracia, “se trata de una situación habitual”. La portavoz popular ha recordado la batalla campal de abril de 2018, donde tras el cierre de la discoteca, 150 personas atacaron a la Ertzaintza y la Policía Local a lo largo de la Calle Dato, con una notable agresividad.

Plan específico de seguridad para esta situación

En definitiva, las quejas de los vecinos sobre la discoteca y los usuarios de la misma son continuas, se repiten cada fin de semana. Pedimos que el Gobierno Municipal se implique en esta situación y no solo se persone la policía cuando se cierre la discoteca”.

Pedimos que se planteen un plan específico de seguridad para esta situación y este entorno, los viernes y sábados, con el fin de evitar estas situaciones cada fin de semana”, ha pedido la portavoz. Además ha advertido que el grupo popular lo solicitara en la próxima comisión de seguridad ciudadana. Este miércoles en la comisión de seguridad ciudadana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.