El Gobierno Vasco aprobará por Decreto «las viviendas del futuro» de Euskadi

También se busca acabar con las viviendas “colmena” y las infravivienda

Viviendas

El Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco -con Pedro Jauregui a la cabeza- ha presentado el borrador del Decreto que se aprobará próximamente donde se marcan las líneas estratégicas de cómo deberán de ser las viviendas en Euskadi. Cuando se apruebe esta ley, que será la ampliación de la ya sacada adelante en 2015, se podrán en marcha varias novedades: perspectiva de género, evitar los ángulos muertos y las zonas oscuras, ‘desjerarquizar’ las estancias, dormitorio de al menos 10 metros cuadrados y cocinas más grandes entre otras. Será la primera vez en el Estado que se aplica una ley como estas. También se busca acabar con las viviendas “colmena” y las infravivienda. Con esta nueva normativa, los ayuntamientos podrán declarar inhabitables viviendas que no cumplan los requisitos mínimos.

Las viviendas del futuro en Euskadi

Este martes ha comenzado el curso ‘RE-vivienda: I laboratorio de vivienda en Euskadi’, unas jornadas que han sido inauguradas por el propio viceconsejero de vivienda vasco en donde se van a analizar todos los problemas que rodean a las viviendas de usos residencial.

‘Desjerarquizar’ las estancias

Las viviendas que se construyan cuando este Decreto entre en vigor serán desjerarquizadas bajo una perspectiva de género con una distribución interna que ayude a la igualdad entre sexos. Esto incluye que la cocina tendrá que ser un lugar abierto y dejar de ser lugares pequeños y estrechos para que no sea una excusa para que los hombres no puedan asumir responsabilidades.

Por otro lado se buscará la seguridad en las zonas comunes evitando los ángulos muertos y las zonas oscuras para que dado el caso pueda ser utilizada por personas con diversidad funcional ante el envejecimiento de la sociedad. El diseño de cada vivienda tendrá que facilitar el reparto de tareas y las cocinas tendrás que estar más vinculadas a los salones para evitar que las personas se queden aisladas haciendo que ambos lugares serán la parque central de la vivienda con un tamaño que pueda albergar al menos a dos personas. Con esta distribución se busca que los espacios dejen de ser estancas de cada género.

En el caso de los dormitorios, tendrán que ser espacios de 10 metros cuadrados como mínimo para que las viviendas sean menos rígidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.