El profesor de taekwondo que fue acusado de abusar de dos niñas menores de 14 años ha sido absuelto por el Tribunal Supremo. Los hechos ocurrieron entre los años 2014-2015 en varios viajes a campeonatos en los que participaban y el acompañaba como entrenador desde un gimnasio de Zaramaga.

Los jueces, que sí ven probado que abrazó a una de ellas en la cama de un hotel mientras le pedía “mimitos” a la otra alumna, rechazan que el entrenador abusara de ellas o que tuviera intención de mantener algún tipo de relación sexual. Según ha publicado la Cadena SER, Los magistrados tampoco han dado veracidad a las declaraciones de las víctimas pese a que él se metió en la cama con ellas, puso la mano en el muslo a una de las jóvenes y abrazó a otra. En otro de los viajes hizo llorar a otra menor después de decirle “dame mimitos que es la última noche”.

Los tres tribunales que han juzgado el caso opinan que las declaraciones de las menores no son creíbles al no alcanzar los mínimos legales para declarar culpable al entrenador.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí