viernes, 19 de agosto
20.6 C
Vitoria-Gasteiz

No hay peor ladrón, que el de tu misma mansión

La cleptomanía es la incapacidad recurrente para resistir el impulso de robar objetos que, por lo general, no necesitas y que suelen tener poco valor o no. La cleptomanía es un trastorno de salud mental poco frecuente, pero grave que, si no se trata, puede causarles mucho dolor emocional a ti y a tus seres queridos.

Pero no todo ladrón padece la cleptomanía, roba solo porque si no te pillan te sale más barato que comprarlo, pero ojito que una cámara te captara donde menos lo pienses.
Los delitos de robo se regulan en los artículos 234 a 242 del Código Penal. La conducta que comúnmente se conoce como “robar”, en Derecho penal el robo recibe distintos nombres según concurran distintas circunstancias:

Por ejemplo: si te quitan la cartera del bolso sin que te des cuenta, según el Derecho penal no te han robado, sino que te han hurtado. Otro ejemplo: si te quitan el GPS del coche porque te lo dejaste abierto, no es un robo, sino un hurto.

Pero si, en el primer ejemplo, la persona para poder coger tu cartera del bolso, te pega o te amenaza con una navaja, entonces no será un hurto, sino un robo. Y en el segundo ejemplo, si tu coche estaba cerrado y para coger el GPS tienen que romper la ventanilla o forzar la cerradura, entonces no será un hurto, sino un robo.

En ambos casos, la conducta consiste en apoderarse de una cosa que no es de su pertenencia sin consentimiento del dueño; pero en el robo además se utiliza violencia o intimidación en las personas, o bien fuerza en las cosas. Por ello, el robo es más grave que el hurto, lo cual tiene un reflejo en la pena, que será mayor.

Tras la reforma de la Ley Orgánica 1/2015 el Código Penal ya no contempla las faltas, sino que distingue entre delitos graves, delitos menos graves y delitos leves, cuyo diferencia continua anclada en la pena impuesta, siendo su artículo 33 el que contiene la clasificación de las penas a aplicar a cada tipo delictivo. (*)

Solo los delitos leves no tienen prisión, los menos graves de 3 meses a 5 años y los graves de 5 años a 20 años.

No hace mucho  La Audiencia Provincial de Badajoz, considera culpable de un delito continuado de robo con fuerza y confirma para él una condena de cuatro años de cárcel, a un hombre por haber robado dinero, joyas, un reloj y un teléfono móvil en casa de unos amigos, aprovechando que le habían dado un juego de llaves para que les regase las plantas durante las vacaciones.
El principal motivo por el que un local toma la decisión de instalar video-vigilancia es garantizar la seguridad de la misma, disuadiendo de actuar en ella a personas con malas intenciones o recogiendo, en caso de robos u otras situaciones delictivas, imágenes que puedan servir como prueba en el esclarecimiento de los hechos.

Por eso hay un dicho que va bien con esta situación “no hay más tonto que (poner el nombre que os parezca) que fue a robar y le pillaron las cámaras con las manos en la masa”, y más cuando es alguna persona conocida, imagínate que cara se te queda cuando lo ves con tus propios ojos llevándose tus pertenencias, tiene pelotas el asunto.

Modalidades de hurto

  1. Fleteo: Seguir a un anciano a un banco donde retira en efectivo parte de su pensión. Al salir, le intimidan y le roban el dinero para salir huyendo en un coche o una moto.
  2. Raponazo: La víctima se descuida y le roban el móvil, por ejemplo. Es algo rápido, no te das cuenta. Típico de los carteristas.
  3. Cosquilleo: Se produce en el metro o lugares muy concurridos. También lo usan los carteristas y la víctima ni se entera.
  4. Atraco: Utilizando navajas o pistolas, sustraen de la víctima todo lo que pueden.
  5. Uso de sustancias tóxicas: Usando burundanga, por ejemplo, es escopolamina. Se la llama la droga zombi pues reduce la voluntad y la memoria de la víctima. La emplean los delincuentes para tanto para hurtos y robos como agresión sexual.
  6. Paseo millonario: Montas en un taxi, Uber o Cabify, pero el conductor es un delincuente. Detrás, otro coche con compinches te siguen, el taxi se para y los del coche de atrás sacan a la víctima y la roban intimidándola, también pueden llevarla de cajero en cajero hasta quitarle todo el dinero que pueden.

Por tanto, ya sabéis amigos/as de lo ajeno si os lleváis lo que no es vuestro ateneros a las consecuencias, aunque devolváis las cosas sustraídas el delito ya está cometido, y encima lo esta vez lo haces para no ser pillado por las cámaras, eso sí igual lo hiciste pensando en esta frase:
“Vuélvase lo suyo a su dueño, y tendrás buen sueño.”


(*) Se ha corregido este párrafo donde, por error, se señalaba una información errónea sobre los tipos de faltas.

Más opinión

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Artículos relacionados

La vacuna contra la viruela del mono contará con dos dosis, en Euskadi hay 188 positivos

Se trata de 185 hombres y 3 mujeres y la mayor parte de los casos han cursado con un cuadro leve de síntomas

El bidegorri al Parque Tecnológico de Miñano será una realidad en 2023

La empresa encargada de redactar el proyecto será Diteco S.L. por un importe de 16.940 euros, con un plazo de cinco meses.

Un incendio en un contenedor de vidrios deja un espeso humo negro en Salburua

Se ha producido en la Avenida Praga, junto al ambulatorio.

‘Ane’, una película grabada en Arana y Errekaleor, se proyecta hoy en el Parque del Norte

Además, Tanxugueiras e Iván Ferrero actúan en el festival 'Esférica Rioja Alavesa'

Esférica Rioja Alavesa: Tanxugueiras, Iván Ferreiro, gastronomía, el arte y la cultura

Del 18 al 21 de agosto en Rioja Alavesa
X