Inicio Opinión

Tuvisa bajo escrutinio: Sentencias judiciales y gestión deficiente y costosa para los ciudadanos

Esperemos que esto cambie, y si alguien no es capaz, ya sabe: «puerta».

0
Imagen de un autobús en llamas de TUVISA ajena a la noticia

LAS NOTICIAS EN TU MÓVIL

¿Quieres recibir las noticias de GasteizBerri en tu teléfono móvil?

WhatsApp: Únete a nuestro canal de noticias pinchando aquí.

Telegram: Únete a nuestro canal de noticias pinchando aquí.

OPINIÓN | La verdad es que te pones a leer noticias y algunas, como la que voy a comentar, demuestran la forma torticera y macarril con la que Tuvisa gestiona los temas judiciales con sus trabajadores y trabajadoras.

La noticia es la siguiente: El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha considerado un «fraude de ley» mantener a un trabajador como personal interino desde 2006 en un organismo público de la Diputación de Bizkaia. Este trabajador había superado en 1999 una OPE en la que no obtuvo plaza, pero sí logró entrar en la bolsa de trabajo.

El TSJPV ha ratificado así una sentencia del Juzgado de lo Social número 6 de Bilbao, que reconocía a este trabajador como personal fijo, y que fue recurrida por el Instituto Foral de Asistencia Social. En Tuvisa, hay infinidad de casos como este, aproximadamente unos 60 trabajadores y trabajadoras que están ganando sus sentencias en los distintos Tribunales de lo Social de nuestra ciudad. Y aquellos que no ganan aquí, lo están haciendo en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Pero está claro que esto no le sirve a Tuvisa, y esas sentencias las recurren al Tribunal Supremo. Estos recursos cuestan entre 800 y 1200 euros, que también pagamos con nuestros impuestos. Esto se hace, naturalmente, con el consentimiento de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento (que, naturalmente, pagamos todos los ciudadanos/as) y con el exalcalde y el extinto Consejo de Administración. Esperemos que los cambios que se van a producir en estos dos estamentos sirvan para parar los pies a quienes están llevando a Tuvisa a un desastre total. Y hay que recordar que a algunos por mucho menos les dieron la «boleta».

Las últimas sentencias son muy «sangrantes», como la que considera el Juzgado que Tuvisa no solo descontó a los trabajadores la parte salarial correspondiente a esa jornada, sino que además hizo un ajuste del cómputo de jornada, de forma que no contabilizó ese día como «tiempo de trabajo efectivo». Tuvisa tendrá que pagar 60.000 euros repartidos entre los 427 trabajadores de la plantilla que el 22 de abril de 2021 ejercieron su derecho a la huelga. Aunque no es firme, ¿de dónde pensáis que saldrá el dinero? Pues claro, de nuestros bolsillos.

Actualmente, hay unos 10 trabajadores/as con contrato indefinido por sentencia judicial, y otros 40 o 50 esperando a que vayan saliendo sus demandas. Así es como se lleva a cabo la impresionante gestión.

Hace unos días, concretamente el pasado 24 de mayo, apareció una pregunta en el buzón del Ayuntamiento referente a la OPE, donde un ciudadano/a se preguntaba: «Hola, ¿se sabe algo de los listados y de cuándo van a ser los exámenes?» El Ayuntamiento contestó el mismo día: «Ponemos en su conocimiento que, en estos momentos, no hay nueva información disponible referente a este asunto. Se irá informando conforme se produzcan novedades».

Pero, ¿esto va en serio o es una broma? ¿Han pasado 2 meses y no han publicado nada? El interesado/a vuelve a preguntar, y lo que le contestan es algo que es mejor no reproducir: «A dónde vas, manzanas traigo».

Pues, visto lo visto, alguien se puede creer que salgan todas las OPEs. De conductor-perceptor, hay más de 100 personas esperando a que los Tribunales dictaminen. «Es preferible reír que llorar».

A ver si con la nueva Corporación y el nuevo Consejo, algo cambia, porque si no, los ciudadanos/as lo llevamos claro con un transporte público cada vez peor.

Causas de los problemas:

  1. La gestión política: problemas de responsabilidad política
    • El deterioro del transporte público.
    • La construcción de infraestructuras de elevado coste y poca utilidad.
  2. La gestión técnica: problemas de responsabilidad técnica
    • La planificación incorrecta o la ausencia de planificación.
    • El enmascaramiento del mal funcionamiento e incidencias.
    • La desatención al usuario.

Los viajeros que dejan de utilizar el transporte público como consecuencia del deterioro recurren a otras soluciones de movilidad. La dotación de los servicios de transporte público debe ser adecuada a las necesidades de movilidad de los polígonos; hay que procurar que la línea o líneas de transporte conecten los barrios con los puestos de trabajo. Los servicios deben ser frecuentes, con tiempos de viaje adecuados y escasos tiempos de espera si se desea atraer a los trabajadores.

Ya he dicho más de una vez que la gestión es tan nefasta que los trabajadores/as tienen que estar hasta los «bemoles» con autobuses muy viejos y problemas continuos que hacen que tengan que estar dando explicaciones a los viajeros/as por tanto retraso, tantas averías, etc. Y los viajeros, igual, que suban al autobús y no sepan si llegarán a su destino a tiempo.

Esperemos que esto cambie, y si alguien no es capaz, ya sabe: «puerta».

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil