Type to search

Actualidad Blog

Somos gente que hacemos cosas

No me siento cineasta, ni filmmaker, ni realizador. Cuando me preguntan a qué me dedico, lo que suelo decir es que hago cosas. De hecho, algo muy común en el mundo del audiovisual es decir que hago cosas y después concretamos, “pero son mierdas, eh”. Porque para los del “mundillo” (en diminutivo), lo que hacemos siempre son cosas sin importancia. Y no es nuestra culpa, porque aunque los demás siempre nos den palmadas en la espalda y nos animen en lo que hacemos, generalmente hay una percepción de que todo lo relacionado con el arte es innecesario.

Otro problema de “la gente que hacemos cosas”, es que nos ponemos excusas continuamente. “Me gustaría hacer una película, pero no creo que lo llegue hacer nunca porque se necesita mucho dinero”, “me gustaría estudiar interpretación, pero voy a estudiar magisterio porque tiene más salidas”, “ojalá poder dedicarme a la música, pero voy a opositar, que da más seguridad…”

Gente con talento hay mucha, pero gente con talento que le pone ganas y hace todo lo posible por hacer realidad lo que tiene entre manos, no tanta. Seguramente Javier Ambrossi y Javier Calvo nunca hubieran imaginado que un vídeo en Instagram de Brays Efe interpretando a la representante Paquita Salas se pudiera convertir en una de las series más exitosas de Netflix. Y eso que empezó en Flooxer, la plataforma digital de contenido alternativo y juvenil de Atresmedia, con un equipo formado por colegas y un presupuesto muy humilde.

Otro formato que podemos encontrar en Flooxer, es Looser (2018) (el título fue inspirado por el propio nombre de la plataforma). Se trata de una webserie escrita, dirigida y protagonizada por Esty Quesada (A.K.A. Soy una pringada) y producida por los Javis. Al igual que Terror y Feria (2019), de Benja de la Rosa, también disponible en Flooxer y también de la “factoría” de los Javis.

Una de las series web más recientes es VÁLIDAS (2020). Creada por las cómicas Carolina Iglesias (@percebesygrelos) y Victoria Martín (@LivingPostureo), y realizada con financiación propia y colaboraciones de la talla de Patricia Conde, Berta Collado e Itziar Castro. Ellas mismas se lo han guisado y se lo han comido porque querían hacerla realidad, pero avisan de que una segunda temporada no podría ser posible en las mismas condiciones. Por eso, la primera temporada ya está disponible en YouTube, pero están abiertas a posibles ofertas de plataformas de contenido bajo demanda.

Sin embargo, no hace falta salir de Euskadi para disfrutar de este tipo de contenido, aquí también tenemos mucho talento joven. De hecho, el pasado verano tuve la oportunidad de colaborar en la serie aplicación IXA (2019), rodada en formato vertical en Gasteiz y Vizcaya. Lo que más me impresionó de esta producción es la profesionalidad de un equipo tan joven (todos estábamos entre los 19 y los 25 años), conviviendo casi 24 horas y sacando lo mejor de sí. El resultado es impresionante y lo podéis ver en Zut aldizkaria digitala. Ya quisieran muchas producciones a nivel estatal tener la calidad de IXA…

Pero lo que se viene es Vorágine (2020), que como defienden sus creadoras Dalila Cabrera y Vicky Peña “es una historia con todos esos elementos con los que nos hubiera gustado crecer: mujeres protagonistas en ciencia ficción, distintas orientaciones sexuales, identidades de género y procedencia”. Se trata de una webserie de ciencia ficción que, en un contexto de realidades paralelas, explora la identidad personal y las conductas sociales. Los dos primeros capítulos han sido grabados en Bilbao y Eibar, y este miércoles se estrenó el tráiler en YouTube. He tenido el placer de participar en su grabación y puedo asegurar, con mucho orgullo, que pinta muy pero que muy bien.

Si hay algo que caracteriza a todxs estxs creadorxs es la ilusión por hacer realidad sus proyectos como principal motivación y la necesidad de contar historias que deben ser escuchadas. El dinero nunca fue el principal problema. Creo que es un síntoma de nuestra generación, ya sea “millenial”, z o x. Tenemos mucho que contar y, aunque la situación no siempre es la más favorable, hay que reconocer que tenemos acceso a un equipo y soporte técnico bastante digno, que nos permite grabar, montar y difundir nuestros proyectos fácilmente. Por eso, muchas veces hablamos de webseries, cuando en realidad nos gustaría decir series.

Como dijo Esty Quesada en Yu no te pierdas nada: “¡Chica!, te coges el móvil, el Huawei, y grabas si quieres hacer cine. No esperes a que todo sea perfecto.

Escribe un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.