Campaña anti-Covid19 Cual es tu papel

Type to search

#EnPortada Noticias de Euskadi

«A partir de las 00.00 horas del viernes queda sin efecto el estado de alarma» en Euskadi

Euskadi desactiva el estado de alarma y da paso a la «nueva normalidad» a la medianoche del jueves a este viernes, tal y como anunció el Gobierno Vasco que haría una vez se conocieran los informes epidemiológicos de la comunidad. Según el Gobierno Vasco «Los informes expertos en salud pública aseguran que la situación sanitaria y epidemiológica de Euskadi permiten dar por superada la Fase III de desescalada«.

Esta decisión permitirá a Euskadi recuperar todas las atribuciones y competencias reconocidas en el Estatuto de Gernika tal y como han explicado, en rueda de prensa posterior a la celebración de un Consejo de Gobierno Extraordinario, el Consejero Portavoz, Josu Erkoreka y las Consejeras de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y Salud, Nekane Murga.

Se desactiva todas las medidas del estado de alarma, pero se mantendrán restricciones



A partir de hoy a las doce de la noche se desactivarán las medidas derivadas de la declaración del estado de alarma: «tanto las adoptadas por el Gobierno del Estado como las adoptadas hasta la fecha por las autoridades competentes delegadas en la Comunidad Autónoma de Euskadi».

La nueva etapa, cuya normalidad no será igual a la anterior a la pandemia, se regirá por la Orden de la Consejera de Salud, de 18 de Junio de 2020 por la que se determinan las medidas de prevención, vigilancia y control . En palabras del gobierno «un marco regulador, nuevo y propio, que permite a Euskadi establecer las medidas específicas de control de la epidemia de acuerdo con nuestra realidad social, económica y sanitaria». 

Lee la guía de restricciones de la nueva normalidad en Euskadi actualizada de GasteizBerri.com

“La situación sanitaria y epidemiológica permite dar por superada en Euskadi la fase III del Plan de Desescalada”.

FIN DE LA EXCEPCIONALIDAD

La decisión adoptada hoy pone fin a casi 100 días de excepcionalidad derivada de la pandemia global provocada por el coronavirus SARS-COV-2.  El viernes 13 de marzo, en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, la Consejera de Salud alertó de la situación de alarma sanitaria, de la necesidad de tomar medidas excepcionales y solicitó la activación formal del “Plan de Protección Civil de Euskadi”, el LABI. Ese mismo día, el Lehendakari, avocó para sí la dirección del LABI: creó y convocó un comité asesor para hacer frente a esta emergencia sanitaria y de salud pública.



Al día siguiente, el 14 de marzo, el Gobierno español declaró el estado de alarma: una situación de excepción que ha sido prorrogada hasta seis veces. Dos días después, el 16 de marzo, el Lehendakari reunió a todos los partidos políticos con representación parlamentaria. Todos juntos tomaron una decisión inusitada: dejar sin efecto las elecciones que iban a celebrarse el domingo 5 de abril.

DESESCALADA

La desescalada empezó el 4 de mayo. Euskadi comenzó a retomar la actividad social, deportiva y de ocio un programa propio, prudente y gradual: el “Plan Bizi-Berri”.

El 14 de mayo, los indicadores de evolución de la pandemia y la situación del sistema sanitario indicaban que lo más duro de la crisis sanitaria ya había pasado y que se podía poner fin a la necesidad de adoptar medidas extraordinarias y urgentes para la contención reforzada de la expansión del coronavirus. Ese día, el Gobierno Vasco cerró la etapa de la “emergencia sanitaria” y abrió la de “vigilancia sanitaria”. Decidió modular el “Plan de Protección Civil de Euskadi”, el LABI, para adaptarlo a la nueva fase de “vigilancia y control” y la dirección pasó a manos de la Consejera de Seguridad.

El 18 de mayo, el Lehendakari convocó al Consejo de Gobierno para deliberar sobre las elecciones y decidió retomar la convocatoria para el domingo 12 de julio.

Etiquetas

Quizá te interese

1 comentario

Escribe un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.