/**Campaña anti-Covid19 Cual es tu papel */

Type to search

Actualidad

«Lleva mascarilla, o irás a la cárcel»

Las imágenes que estos días podemos ver en todo el mundo de gente usando mascarillas no son nuevas. Como no lo es haber sufrido una pandemia. En 1918 la (mal) conocida como Gripe Española contagió a 500 millones de personas por todo el mundo, y dejó entre 50 y 100 millones de fallecidos según varias estimaciones. Como principal medida de defensa naciones de todo el mundo comenzaron a hacer obligatorio el uso de la mascarilla.



En este Bando del Boletín Oficial Extraordinario de la Provincia de Burgos escrito en 1918 el Gobernador, Andrés Alonso López, escribe:

«La infección se propaga por las gotitas de saliva que despide el que habla, tose, etc. a nuestro lado, al ser respiradas por los que le rodean, si está enfermo o convaleciente. Que se abstengan, en consecuencia, de permanecer en locales cerrados, mal ventilados, donde se reune mucha gente, como tabernas, cafés, etc. Que se extreme la limpieza de las casas. Que se tengan abiertas todo el día las ventanas de los dormitorios y se ventilen confrecuencia los locales donde permanezcan durante el día.»

Además recuerda el Gobernador que la población debería «seguir los consejos del Médico y desoir a los ignorantes que os invitan a beber alcohol o consumir tabaco como remedios preventivos por ser sus efectos en esta ocasión más nocivos que nunca.«

Para evitar contagiar a los demás, a través de esas «gotitas» que emana el que habla, tose o estornuda, el uso de las mascarillas se hizo generalizado a nivel mundial. En algunos casos, la obligación de llevarlas llevó a convertirse en amenaza a los que no lo hicieran. En la siguiente fotografía por ejemplo podemos leer: «Lleva mascarilla o irás a la cárcel».



En Estados Unidos, al igual que ha sucedido este año, la policía tuvo que realizar un papel de «represión» de la población que se amotinaba ante la pandemia. Aunque por diferentes motivos que los actuales, que defienden el fin definitivo del racismo en el país norteamericano. De la crisis sanitaria de 1918 se guarda la siguiente fotografía donde se pueden ver policías de Seattle preparados para intervenir, todos ellos con mascarillas.

También en Asia, como podemos ver en la siguiente imagen, el uso de la mascarilla fue generalizado:

En otras ocasiones el uso de la mascarilla pasó a ser un complemento más del atuendo diario, con diseños atrevidos y ciertamente de dudosa eficacia sanitaria. Habría que preguntar a Nekane Murga si este tipo de máscara es aceptable, aunque por ahora mejor utilizar las que ya tenemos.

Incluso con los animales de compañía, que tal y como contamos en GasteizBerri.com también pueden contagiarse. En la siguiente fotografía, recuperada de redes sociales, puede verse un retrato de familia en la que todos y todas llevan mascarilla. Incluso… el gato.



La gripe Española fue provocada por el virus Influenzavirus A subtipo H1N1. El nombre, del que mucha gente deduce que la pandemia surgió en España, en realidad tiene otro motivo. Durante esos años la prensa internacional estaba centrada en los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, que comenzó en 1914 y terminó en 1918. Los medios de comunicación de España, por ser un país al margen de la contienda, fueron los primeros en dar voz a una «Grippe» que estaba empezando a ser devastadora. El resto del mundo le llamó entonces la Gripe Española, como diciendo, la Gripe de la que hablan los españoles.

Sin embargo este devastador virus, de tipo zoonótico, tuvo su origen en otro lugar. Algunas investigaciones apuntan a Estados Unidos como el origen del primer contagio. El virus habría dado el salto desde los cerdos y aves de corral que se criaban en Kansas al ser humano. Allí, a través del alimento. miles de soldados habrían sido contagiados mientras estaban siendo entrenados para combatir en la contienda mundial en Fort Riley, Kansas. Cuando fueron enviados alrededor del mundo, propagaron la enfermedad.

Una investigación más reciente sugiere que la cepa podría haberse originado en otros mamíferos entre 1882 y 1913. Posteriormente, entre 1913 y 1915, se transformó en otros dos grupos biológicos que dieron origen al virus de la gripe porcina H1N1. Los cerdos, al ser más fácilmente infectados por la gripe aviar, fueron señalados como culpables del origen del virus, aunque según señalan estos recientes estudios el origen fue otro.

En cualquier caso, hoy cuando con un intenso calor que golpeará Euskadi y todo el estado arrecie, recuerda: usar mascarilla puede ahorrarnos muchas infecciones y, por lo tanto, muertes.

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.