Type to search

#EnPortada opinión

¿Para cuándo una ley que prohíba y sancione gastar dinero público en obras innecesarias?

OPINIÓN

Mientras Gasteiz se muere, negocios que echan el cierre, vías públicas abandonadas, sin arreglar hace años, barrios olvidados y jóvenes emigrantes de Gasteiz por falta de trabajo, nuestros políticos, ciegos parece ser, a las verdaderas necesidades de su ciudad, acometen de nuevo obras como las del BEI, que empezaron ahora hace un año, que han supuesto la tala de multitud de árboles, la perdida de infinidad de aparcamientos y el destrozo de media ciudad.

El BEI va a cubrir una línea ya existente como es la periférica y encima dicen que tendrá unas frecuencias de 8 minutos, cuando hemos tenido que padecer recorte de frecuencias, si dicen que con la pandemia, y lo que han hecho es utilizarla para intentar cubrir déficits, aunque lo dudo, eso sí mientras en la mayoría de ciudades, como es el caso de Bilbao continúan con la entrada por la parte trasera del autobús y sin poder pagar en efectivo.



Y con el BEI llegaran las nuevas cocheras de Tuvisa, que ya veremos la fecha en la que estarán en marcha y los que tienen que estar preocupados son los vecinos de la calle Juan Crisóstomo de Arriaga, desde la cual tendrán el acceso peatonal y de atención al público, porque no han habilitado un aparcamiento interior y tanto trabajadores como visitas tendrán que ocupar los aparcamientos de dicha calle e incluso de las de alrededor.

Otra de las obras que en mi opinión con un presupuesto de más de 2 millones de euros es la realizada en el entorno del Centro Memorial de las Victimas del Terrorismo y más para dejarla como la han dejado, con muchas dificultades para el paso de autobuses y no digo nada de los que acceden a Olaguibel desde la calle San Francisco, con una pendiente que ya veremos cuando llegue el invierno y hiele.

Con las obras del tranvía hasta la Universidad en el cruce de Florida/Trianas y los Herran han dejado una gran chapuza puesto que los que vienen por la calle de las Trianas se incorporan a Los Herran, la han dejado tan estrecha que no entran a la vez un autobús y un coche, madre mía menudos alicates que tenemos en esta ciudad. Lo que no entiendo es que haya vecinos que quieren que les lleven el tranvía a sus barrios con los destrozos que causan la instalación de las vías. Que les pregunten a la mayoría de los vecinos de Abetxuko, que cada vez que el tranvía de ese ramal tiene algún accidente o incidente no tienen durante largo tiempo otro medio de transporte público, porque pensad que cuando el tranvía llegue a vuestros barrios quitaran los autobuses.



Este noviembre se cumplen 7 años desde que se inauguró el edificio de consultas externas del Hua de Txagorritxu, otra obra que creo que está mal diseñada, primero yo he visto como pacientes ingresados en Txagorritxu son llevados por la calle tanto a consulta o a hacerles una resonancia y da lo mismo que sea verano que invierno, podían haber pensado en hacer un pasadizo subterráneo que uniese los 2 edificios e incluso de esa manera cuando viene el helicóptero con algún paciente podría aterrizar en el Hua y no tener que hacerlo en el campo de rugby y movilizar ambulancia y Policía Local para trasladar al paciente.

Otra obra ridícula es lo que han hecho con el enlace de la AP-1 con la A-1, obligando a los vehículos que circulan por esas carreteras a tener que coger un tramo de la N-622, lo que hace que en fechas que aunque sean muy concretas, se crean unas retenciones importantes, otra obra diseñada desde una mesa.

Es increíble la falta de ética de la clase gobernante. ¿Dónde viven estos señores?

Y luego está el paso de la pelota de una administración a otra y el caso más grave es la situación que viven los niños que actualmente están en los barracones del colegio Aldaialde y que por lo menos hasta el mes de octubre no hay servicio de comedor porque no reúne los requisitos de seguridad, los padres llevan meses peleando y manifestándose contra el Ayuntamiento y el Gobierno Vasco, además cada vez que van a una reunión les dicen una cosa diferente, creo que esto ya es una tomadura de pelo, venga ya que estos niños también merecen un colegio en condiciones y que conste que todo el personal que trabaja en las actuales instalaciones se merece todo mi respeto, porque hacen todo lo que pueden dentro de las limitaciones que tienen, además hay que recordar que el informe técnico lo tiene que emitir Adif, pero para ello necesitan el proyecto, proyecto que no han pasado ni Gobierno Vasco ni el Ayuntamiento, está claro que es una promesa incumplida, como muchas otras por Urkullu y el amigo Urtaran.



Si desconocen las necesidades de los habitantes de la ciudad cuyo ayuntamiento están gobernando, les sugiero que salgan a la calle y pregunten a sus ciudadanos, es la mejor manera de saber lo que necesitamos de verdad.

Me pregunto por qué hay que hacer mil veces obras, mientras el resto de la ciudad se deja abandonada, solo hay que ver el estado del asfaltado de muchas calles, el estado de conservación de los bidegorris, el estado de los jardines muchos completamente secos.

Estamos padeciendo una pandemia que nos tiene maltrechos, que nos ha dejado sin trabajo, que nos restringe la sanidad, la educación y gran parte de nuestros derechos y libertades.

Es urgente que empiecen a trabajar en nuestro bienestar y utilicen nuestro dinero en las necesidades reales de la ciudad y de los vecinos de Gasteiz.

Han sido elegidos para mejorar el futuro de nuestra maravillosa ciudad y es su deber esforzarse en alcanzar objetivos que beneficien a todos los ciudadanos y ciudadanas y piensen que sin trabajo y sin jóvenes de poco sirve pasear por la ciudad, cuando terminen las obras.

Según decía Enrique Tierno Galván: Todos tenemos nuestra casa, que es el hogar privado; y la ciudad, que es el hogar público.

GasteizBerri.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores.

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.