Type to search

TUVISA ¿A qué esperas?

OPINIÓN

El pasado 29 de mayo, la anterior presidenta de Tuvisa cifraba en 4 millones de euros las pérdidas a final del 2020. Unos datos con los que Barredo ha querido justificar el ERTE ilegal que presentaron. Cuatro meses más tarde, en concreto el 22 de septiembre, las cifras de pérdidas han bajado hasta los 2 millones de euros. Si seguimos así, no se cerrará el año en números rojos, por supuesto todo esto claro a costa de los usuarios y usuarias y de los propios trabajadores.

En Bilbao, Bilbobus para el 27 de mayo había recuperado el 100% de los horarios en la mitad de sus líneas y la otra mitad al 93% pasando el 22 de junio al horario de verano, tal y como hace todos los años. El tres de septiembre vuelve el horario de invierno, teniendo las mismas frecuencias que antes de la pandemia, mientras que el Gautxori lleva funcionando desde el 2 de julio finalizando entre 1:30 y las 2 de la madrugada.

En Donosti, DBus retomo las frecuencias el 7 de septiembre con los tiempos fijados con anterioridad a la pandemia del coronavirus. El servicio nocturno (búho) lleva funcionando desde el 30 de julio, primero hasta las cuatro de la madrugada y hasta las dos después de la última regulación del Gobierno Vasco en los horarios del ocio nocturno.



Las dos han conseguido el certificado de Aenor.

  • AENOR ha sometido a Bilbobus a auditorías con exhaustivas evaluaciones, presenciales y documentales para asegurar que está aplicando los protocolos adecuados.
  • Los protocolos anti COVID-19 de Bilbobus certificados por AENOR contemplan todos los momentos en los que los usuarios y usuarias puedan entrar en contacto con los servicios: antes, durante y una vez finalizados sus trayectos.
  • Durante estos días se están instalando mamparas de separación entre usuarios y conductores, y cortinas enrollables en las unidades que no lo permiten. Tuvisa sigue sacando autobuses sin mampara.
  • Las medidas de seguridad continuarán implementándose y acreditándose durante todo el tiempo que duren los efectos de la epidemia de coronavirus.

Dbus está empleando un innovador sistema de pulverización motorizada que consigue llegar a todas las zonas del interior del autobús y poder realizar una desinfección más detallada y exhaustiva.

La limpieza y desinfección diaria de toda la flota e instalaciones de cocheras, la colocación de mamparas protectoras en el puesto de conducción en todos los vehículos, la información que se ofrece al personal y a usuarios/as sobre medidas preventivas y nuevos procedimientos, la delimitación de los espacios comunes, el establecimiento de las medidas de seguridad sanitaria tanto en los autobuses como en las instalaciones, o la exigencia a los proveedores del cumplimiento de las medidas de protección y seguridad, de manera que se pueda ofrecer a las personas usuarias un servicio seguro.

Una vez más, el certificado de AENOR frente a la COVID-19 pone de manifiesto la seguridad del transporte público donostiarra y otorga la confianza necesaria para recuperar el modelo de movilidad sostenible de Dbus, apostando por el transporte público como el medio más eficiente y ecológico para moverse en San Sebastián.




Aquí Tuvisa sigue a su bola, voy a dar unos datos reales:

  1. Año 2013 salen los siguientes autobuses 71 días laborales, 48 los sábados y 34 domingos y festivos, con un total de 12.761.549 viajeros.
  2. Año 2019 salen 71 los laborales, 46 los sábados y 35 los domingos y festivos, con un total de 16.208.128 viajeros, un autobús menos y casi 3 millones quinientos mil viajeros más.
  3. Antes de la pandemia los autobuses en la calle eran los mismos que en el 2019, en este mes de octubre, 60 los días laborales, 31 los sábados y 30 los domingos y con unas frecuencias que no se ven desde el siglo pasado, en laborables de 10 a 30 minutos y sábados, domingos y festivos de 20 a 30 minutos, y una línea como la 7 que acerca a hospital de Txagorritxu y que este los laborales a 15 y el resto a 30.

Y añadir que sigue sin haber servicio de Gautxori.

Luego hace gracia que mientras por ejemplo en una iglesia para asistir a un funeral solo puedan reunirse 25 personas máximo, los autobuses en horas punta llegan más de 100 personas en un espacio mucho más reducido.

Claro toda esta disminución de las frecuencias lleva consigo la falta de contrataciones, porque harían falta unos 30 conductores/as para cubrir esos puestos. Trabajadores que pertenecen a una bolsa de contratación donde hay más de 700 personas apuntadas.



Trabajadores/as que muchas veces son manipuladas no diciéndoles la verdad en cuanto a la posición en la que se encuentran y así tenerlos en la incertidumbre de cuándo van a ser contratados y no decirles que como han hecho contratos ilegales, la empresa no sabe ni cómo hacerlos.

Solo cabe esperar que la llegada de un nuevo presidente ponga un poco de orden en el caos que hay en la gestión de Tuvisa y como ha dicho una persona del equipo de gobierno del Ayuntamiento la gestión ha sido mala.

Digo lo que pienso y escribo como se.

GasteizBerri.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores.

1 comentario

  1. MMM 5 octubre, 2020

    Con respecto a la línea L 4. Es impresentable la situación de hoy Lunes . Justo a la hora q todos los chavales q van a instituto van y ponen un bus más pequeño , como van a tener distancia de seguridad!!!!!!!!!😅

    Responder

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.