Categorías
opinión

Seamos responsables

Dedicarnos a pensar en hacer “botellón” o como dice alguno “cafetón”.

OPINIÓN

Desde que la segunda ola de la pandemia está entre nosotros, el Gobierno Vasco ha puesto en marcha algunas medidas como el “toque de queda” y el cierre de la hostelería. Esta última parece que es la que más nos preocupa.

Nos preocupa el cierre de este sector, por supuesto. Pero la manera de defender a la hostelería no es salir a protestar, sino colaborar para que ese cierre dure lo mínimo imprescindible.

Aquí se permite que bares y cafeterías puedan servir café para “llevar”, y lo que mucha gente hace es quedarse a la puerta de esos locales a tener “vida social”. Es lo más peligroso y el mayor foco de contagio. ¿Por qué?. Se juntan hasta 6 personas para tomar el café, con las mascarillas bajadas, fumar un cigarro y darle bien a la “lengua”, que aunque sea al aire libre, también uno se puede contagiar y no solo esas personas sino todas aquellas que pasen por el lugar. Por otro lado está el tema de los bancos públicos, que muchas veces utilizan y que luego eso impide que el ciudadano de a pie pueda hacer uso de ellos sin peligro.

Dedicarnos a pensar en hacer “botellón” o como dice alguno “cafetón”.



Además del tema del café, está el tema de otras bebidas. Hoy, sin ir más lejos, he visto como hay personas que van a supermercados y panaderías a coger su cervecita para beberla en el banco más próximo. Como muchos de estos locales disponen de bebidas frías se lo ponen a “huevo”.

En mi opinión hay que tener en cuenta que si se han tomado estas medidas es para evitar que las cifras de contagios y muerte sigan creciendo, y la mejor manera de hacerlo es evitar esa “vida social” que tanto nos gusta y que parece que es la una forma de vivir el día a día.

Cabe recordar que estas restricciones no solo están implantadas en Euskadi, sino que es mundial, e incluso más restrictivas en cualquier país de Europa.

Francia

Las salidas a la calle estarán autorizadas con una declaración jurada para ir a trabajar, al médico, a hacer la compra, ayudar a una persona dependiente o dar un paseo breve en las proximidades del domicilio. Las fábricas, las explotaciones agrícolas y las obras públicas seguirán funcionando. Los comercios y establecimientos “no esenciales” que deberán cerrar se incluyen bares, restaurantes o museos y otros establecimientos con atención al público.



Alemania

Cierre de todos los restaurantes, bares, clubs, discotecas, pubs y establecimientos similares desde el 2 de noviembre y todo el mes. A delimitado las reuniones al aire libre a miembros únicamente de dos hogares.

Italia

Tiene el “toque de queda” a las 21 h. Los centros comerciales cierran los días festivos, y vísperas, a excepción de venta de alimentos, farmacias y estancos. Además, las salas de juegos, los locales de apuestas y videojuegos también tienen la persiana bajada, al igual que los los museos y las exposiciones. Los bares y restaurantes no pueden abrir más allá de las seis de la tarde y solo se permite fumar en los domicilios propios. 

Portugal

Toque de queda a partir desde el lunes 8 durante los días de diario entre las 23 y las 5 horas y los próximos dos fines de semana de 13 a 5 horas. El Gobierno portugués también ha decidió que todo el comercio y la restauración, salvo excepciones contadas, deberá permanecer cerrado los dos próximos fines de semana entre las 13:00 y las 8:00 del día siguiente para frenar la propagación de la covid-19.



Estos son los ejemplos de los países más cercanos, “El virus circula a una velocidad que incluso las previsiones más pesimistas no habían anticipado. Hay que reconocer que, como todos nuestros vecinos, estamos desbordados por la aceleración repentina de la epidemia” y está en nuestras manos no llegar al colapso de los hospitales.

Tenemos que conseguir reducir nuestros contactos inútiles, y recordar que nos necesitamos los unos a los otros y que saldremos de esta juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.