miércoles, 1 de diciembre
5.1 C
Vitoria-Gasteiz

URA invertirá 6 millones para evitar las crecidas de los ríos Batán y Zapardiel

El proyecto consiste en construir una balsa de laminación de avenidas de 130.000 m³ capacidad y una conducción subterranea de 2.380 m para derivar hasta 1 m³/s de los caudales de aguas altas al río Ali.

La Agencia Vasca del Agua-URA, ente público del Gobierno Vasco, ha aprobado definitivamente el proyecto de defensa ante las crecidas de los ríos Batán y Zapardiel en Gasteiz. El proyecto ha requerido la previa y preceptiva tramitación de la evalución ambiental y su posterior exposición a información pública. Por tanto, una vez que los terrenos donde se ha de actuar estén a disposición de URA,  las obras se licitarán inmediatamente.

Se trata de construir una balsa de laminación de avenidas de 130.000 m³ capacidad y una conducción subterranea de 2.380 m para derivar hasta 1 m³/s de los caudales de aguas altas del Batán al río Ali. Una importante actuación de defensa ante inundaciones de la capital gazteiztarra que tiene un coste de 6,3 M€ (IVA incluido).

El objetivo de dicha actuación es doble. Por un lado, se pretende incrementar la seguridad en la parte sur de la trama urbana de la capital alavesa ante las crecidas de los dos ríos que nacen en los Montes de Vitoria. Se trata  de mitigar de forma apreciable la extensión de la mancha de inundación de las avenidas en el sur de la ciudad.  Para ello, se creará la citada balsa de laminación de 130.000 m² en una antigua gravera.

Por otro lado, se quiere aprovechar la actuación para evitar que caudales limpios confluyan en la red de saneamiento de Vitoria y afecten al rendimiento depurativo de la EDAR de Crispijana; es decir, disminuir el caudal que entra en la red de saneamiento para la mejora del rendimiento depurativo de la EDAR. Se trata de dos ríos que tras introducirse en el ámbito del casco urbano de Vitoria, son encauzados para finalmente agruparse en un único colector que atraviesa de sur a norte la ciudad. El citado colector forma parte de la red de saneamiento que es posteriormente tratada en la EDAR. Por tanto, se produce  un problema de incremento de volúmenes de agua a tratar y  las puntas de caudal en avenida condicionan el normal funcionamiento de la estación depuradora. 

Por tanto, la obra ha sido diseñada para derivar hacia el río Ali el mayor volumen posible del agua que transita a lo largo del año por los ríos Batán y Zapardiel. Para ello, se construirá la citada conducción subterránea de 2.380,70 m, con una capacidad de hasta 1,00 m3/s. En todo caso, la derivación respetará el caudal ecológico de ambos ríos en períodos de aguas bajas, durante todas las épocas del año.

- Publi -

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Noticias relacionadas

Noticias relacionadas

Últimas noticias