El sector de alta tecnología ya factura 20.306,7 millones de euros.

En cuanto a la cifra de negocios, aumentó un 5,8% y el valor añadido un 4,2%.

El sector de la alta y media-alta tecnología generó durante el año 2017 el 8,8% del valor añadido bruto total de la economía, según datos elaborados por Eustat, cifra equivalente al año anterior. Este sector, que abarca aquellas actividades con una base tecnológica sólida y una rápida renovación de conocimientos, generó 89.710 puestos de trabajo, el 8,5% del total. El número de empresas donde se desarrollaron estas actividades fue de 4.789, que facturaron un total de 20.306,7 millones de euros.

En relación al ejercicio anterior, disminuye el número de empresas (63 menos) pero, aumenta en 1.983 el número de las personas ocupadas, generando así una media en 2017 de 18,7 personas por empresa dedicadas a esta actividad, superior a la registrada en 2016 (18,1). En cuanto a la cifra de negocios, aumentó un 5,8% y el valor añadido un 4,2%.

En cuanto al peso de este sector en relación al conjunto del Estado, el sector de alta y media-alta tecnología de la C.A. de Euskadi representó, en 2017, el 5,4% de las empresas, el 6,6% de la ocupación, el 7,6% de la cifra de negocios y el 8,5% del valor añadido.

En el sector de la alta tecnología, el 13,2% de sus empresas realiza actividades de I+D, porcentaje que es muy superior al que se da para el conjunto de los sectores (1,0%). Además, este sector, representando por el 3,2% del total de empresas, reúne al 45,4% de las que realizan I+D en el sector empresa y ejecuta, con 725,6 millones de euros, el 70,9% del total del gasto en I+D interno ejecutado por el sector empresarial, aunque supone un descenso de 2,8 puntos porcentuales respecto del gasto del año 2016.

Respecto al personal dedicado a I+D por este sector, cabe señalar que en el año 2017 fue de 9.183 personas empleadas en “equivalencia a dedicación plena”, de las que 2.887 fueron mujeres. Esa cifra representa el 69,8% del personal que dedica el sector empresarial a I+D, o el 49,4% si se compara con el que dedican todos los sectores a estas actividades. De este total mencionado, 5.918 pertenecían a la categoría de investigadoras, siendo mujeres el 31,2%, 77 más que en 2016, alcanzando la cifra de 1.847.

En cuanto a la innovación, al igual que sucede en I+D, se aprecian diferencias significativas entre el total de sectores y el de alta y media-alta tecnología. Así, en 2017 el 41,7% de los establecimientos del sector fueron innovadores frente al 10,9% del total de sectores. Para los establecimientos de 10 o más empleados estos porcentajes alcanzaron el 56,8% en el primer caso y del 27,3% en el segundo.

Los establecimientos de alta y media-alta tecnología destinaron en 2017 a las actividades de innovación un montante de 1.285 millones de euros, el 48,2% del gasto total. De este gasto, 1.116,7 millones correspondieron a establecimientos de 10 o más empleados, lo que supone el 49,7% del total gastado en esta actividad por las empresas de ese tamaño.

La proporción de recursos a I+D+i y el comercio electrónico de este sector fueron mayores que la media del conjunto de los sectores

También queda patente que el sector de alta y media-alta tecnología destinó una proporción mayor de recursos a l+D+i que el resto de sectores, al observar los ratios de intensidad en “innovación” y en “I+D interna”; esto es, las cifras que este sector dedica a gasto, tanto en innovación como en I+D, respecto a la cifra de negocios. En concreto, la intensidad en innovación es de 5,71% en este sector frente a 1,56% en el total de los sectores económicos. En el caso de la I+D interna, el ratio es de 3,53% para el sector y de 0,80% para el total.

El uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) está muy extendido entre las empresas de este sector y el comercio electrónico está más desarrollado que en el total de los sectores. Durante el año 2017 el 46,2% de los establecimientos de este sector realizaron compras electrónicas frente al 23,0% de los que así lo hicieron en el conjunto de sectores. En este mismo año el 10,5% de las ventas del sector tecnológico fueron electrónicas cifra que en el caso del conjunto de todos los sectores fue del 6,8%. Esto hace que lo que entendemos por “comercio Electrónico” se de en el 48,0% de los establecimientos pertenecientes al sector de la alta o media-alta tecnología, frente al 25,1% que dicho comercio representa para el conjunto de todos los establecimientos.

Por otra parte, la repercusión que tiene este sector en el comercio exterior de bienes no es especialmente significativa. Mientras las exportaciones supusieron 769,3 millones de euros sobre un total de 24.109,9 millones, las importaciones alcanzaron 783,0 millones de los 18.707,9 millones de importaciones totales, esto supone el 3,2% y el 4,2% respectivamente.

Entre los productos más habituales en estos intercambios, en exportaciones destacan Maquinaria y equipo mecánico (41,6%), Construcción aeronáutica y espacial (18,7%) y Material electrónico, equipos y aparatos de radio, TV y comunicaciones (12,5%). En importaciones, sobresalen la Construcción aeronáutica y espacial (32,5%), el Material electrónico, equipos y aparatos de radio, TV y comunicaciones (26,3%) y la Maquinaria y los Instrumentos científicos (15,8%).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.