Type to search

Actualidad

El personal sanitario de la OSI de Araba alcanza los 423 trabajadores contagiados

Osakidetza ha sufrido con la crisis del Covid-19 un golpe que otros servicios de salud no han experimentado con tanta dureza: uno de los dos primeros contagios conocido en la comunidad fue el de una médico internista de Txagorritxu.

Días después los casos positivos habían aumentado hasta hacer del territorio histórico de Álava una región con “contagio comunitario” la fase de contagio más grave de todas las que se conocen en la pandemia.

Los primeros datos que el Departamento de Salud comunicó apuntaban a que la propagación del Coronavirus en las filas de Osakidetza estaban bajo una “vigilancia activa”. El tercer confirmado fue, de nuevo, sanitario. ¿Las consecuencias? Nada más comenzar la crisis cientos de profesionales tuvieron que recluirse en casa porque podían estar contagiados. Se suspendieron prácticas, convenciones, reuniones y hasta cursos programados para el personal sanitario (entre ellos un curso preparatorio para una posible llegada del Covid-19).



Periódicamente Nekane Murga, consejera de salud del Gobierno Vasco, comunicaba datos concretos de profesionales infectados. La idea era ayudar a los pacientes que hubieran podido estar en las instalaciones afectadas para que estuvieran alerta ante posibles síntomas. De hecho la segunda víctima mortal contabilizada en Euskadi por Covid-19 pudo haberse infectado días atrás durante su estancia en el Hospital.

Con una enfermedad en la que una parte importante de los infectados se sospechan asintomáticos (hasta el 75% en algunos estudios, un 50% en los más recientes) el primer reflejo de Osakidetza, el de recluir al personal sospechoso, puede considerarse inteligente. Con solo 7 casos confirmados ya eran más de 100 los profesionales que hacían cuarentena en sus casas.

Días más tarde, durante la actualización de datos diarios, Nekane Murga anunció que iba a dejar de dar datos de profesionales sanitarios por dos motivos la “intimidad” de los enfermos y evitar “estigmatización” de unidades, centros sanitarios y trabajadores. Un periodista llegó a preguntar en ruedas de prensa posteriores si ese “apagón informativo” no suponía en la práctica coartar el derecho a la información. (Todavía podía repreguntarse porque los periodistas estaban presentes).

Lo siguiente por todos es sabido: la avalancha de fallecidos, enfermos y bajas en Hospitales, la activación del confinamiento y la ampliación de la capacidad de las UCIs de Vitoria-Gasteiz.

No fue hasta casi dos semanas más tarde, en la enésima ocasión en la que los periodistas preguntamos “¿cuántos trabajadores de Osakidetza están infectados?” cuando Mikel Sánchez respondió, por fin, con un dato: el 16% de los infectados por la Covid-19 en Euskadi eran personal sanitario. Periodistas ávidos de respuestas más concretas corrieron a hacer cálculos de porcentajes para concluir que “cerca de un millar” de profesionales sanitarios estarían infectados.

Pero ese dato no ilustra, para nada, una imagen fidedigna de lo que se vivía por aquel entonces en los Hospitales. GasteizBerri.com ha tenido acceso al documento interno en el que se registra el impacto de la Covid-19 en el personal sanitario de la OSI de Araba.

No vamos a publicar datos de pequeños centros o que puedan ser muy específicos, en consonancia con la prudencia que mostró la Consejería en su día pero sí que os ofrecemos una imagen más realista de hasta dónde ha llegado el esfuerzo y entrega de todo el personal sanitario.

Iremos ampliando más datos y declaraciones a lo largo del día.

Los datos:



423 profesionales han dado positivo por COVID-19 en la OSI de Araba.

Por zonas:

  • Txagorritxu 48% de los infectados
  • Santiago 27%
  • Atención Primaria 18%
  • CCEE 5%
  • Unidad Docente Araba 2%

Las enfermeras son el colectivo más golpeado por la Covid-19

El 79.6% de los profesionales infectados son mujeres

2 Comentarios

  1. Montse 20 abril, 2020

    Me gustaría saber , porqué no se incluye en estos datos , al personal de limpieza? En mi opinión, están expuestos, igual que el personal sanitario.

    Responder

Haz un comentario

Tu email no será publicado. Puedes comentar de manera anónima. Aviso: El comentario no aparecerá hasta ser aprobado.

Etiquetas: