jueves, 9 de febrero
-2.3 C
Vitoria-Gasteiz

El juicio por el incendio en la quesería Aldanondo de Agurain llega al Tribunal Supremo

La aseguradora dice que tiene "numerosas pruebas" de posibles engaños por parte de la quesería para cobrar la indemnización que podría alcanzar los 29 millones de euros.

Noticias relacionadas

La guerra jurídica iniciada en 2018 entre la quesería Aldanondo y la aseguradora Generali llega al Tribunal Supremo en busca de un “recurso de aclaración”. Todo comenzó cuando la fábrica afincada de Agurain pidió a la correduría cobrar la indemnización que le corresponde tras el incendio que calcinó toda la planta

Aldanondo asegura que cuando se registró este percance era líder en la producción de quesos Idiazabal con una cuota de mercado del 80% y que ahora ha tenido que despedir a toda la plantilla con un ERE. También afirman que lo que realmente quieren es cobrar la indemnización del seguro para poder reconstruir las instalaciones y volver a recuperar la producción. Por ello, aseguran que han pedido 10 millones de euros a Generali para iniciar las obras y volver a la normalidad, pero la aseguradora no se los ha concedido. 

Ante esta situación, la quesería asegura que Generali quiere alargar el periplo judicial para evitar pagar, algo que la aseguradora no niega porque ya ha anunciado que llegará hasta el final para poder rebajar o evitar el pago de la póliza. Aun así, aseguran que ya han depositado el dinero en los juzgados para el pago. Cabe destacar que Generali ya ha sido condenada a pagar 29 millones de euros a Aldanondo, pero por el momento no se ha terminado de fraguar la transacción con lo que la quesería ha pedido en los juzgados que se ejecute dicha orden. 

Por su parte, Generali señala que va a mantener su Recurso de Casación ante el Supremo, “con sustento en numerosas pruebas e importantes indicios, la concurrencia de dolo (civil) y/o culpa grave prevista en el artículo 48 de la Ley de Contrato de Seguro” según señala la revista bursátil Cotizalia.

El informe de la Policía Científica de la Ertzaintza señala que el incendio se produjo por un cortocircuito, pero desde la asegurada no se lo acabaron de creer y han llegado a pensar que la quesería pudo engañarles, pese a que la propia investigación de los juzgados tampoco ha encontrado fundamentos de ello. 

El inicio de este periplo judicial comenzó cuando Aldanondo pidió 44 millones a Generali a través de una demanda civil. En ese momento, la aseguradora les ofreció 20 millones como acuerdo extrajudicial, a lo que la empresa dijo que no. También se denegó el pago de la indemnización de 10 millones de euros para comenzar a reconstruir la planta.

La primera sentencia fijó una indemnización de 20 millones de euros que llegaría hasta los 29 si la empresa reconstruye la fábrica. Pero ninguna de las dos partes sé quedaron resarcidos y recurrieron a la Audiencia Provincial de Álava que en marzo de este año confirmó la indemnización

“Generali está analizando en detalle el contenido de la sentencia que le acaba de ser comunicada y, en los próximos días, tomará una decisión sobre los próximos pasos a dar. Dada la complejidad, Generali ha presentado ya un recurso de aclaración”, señala la aseguradora. Además, dicen haber depositado en el juzgado la cuantía, mientras que Aldanondo ha pedido al juzgado recibir el dinero. Asimismo, Generali ha presentado un recurso al Supremo.

- Publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Totalmente vergonzoso, asi funcionan muchas aseguradoras en este pais, mientras pagas no hay problema el problema viene a la hora de cobrar se convierten como es el caso en auténticos «leones»

  2. Ojalá no vean un duro contaminación los ríos sin control a diario bajo blanco muchísimos días además del olor y después de darles el toque tiraban los vertidos al río de madrugada shora después de tanto tiempo se vuelve a ver vida en el río empresas así no tenía que ponerle de denuncias medioambientales 60 millones de euro

  3. Algo huele a chamusquina en esta empresa. Lo de contaminar el rio es un hecho que se repitió en varias ocasiones, normalmente coincidia con fines de semana o en horas fuera del horario laboral. También he oido a algún pastor que les vendía leche lo tarde y mal que pagaban. Una empresa nueva que se supone construida con todas las medidas de seguridad resulta difícil creer que pueda quemarse tan fácil. Por cierto, nunca oí que pagaran ninguna multa por sus numerosas infracciones medioambientales, tampoco si les llegaron a poner alguna. Parece que tuvieran alguna especie de bula

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Introduce aquí tu nombre

- Publicidad -

Noticias relacionadas

El Supremo confirma las condenas por el «caso De Miguel», el mayor escándalo de corrupción de Euskadi vinculado al PNV

También se condena al gerente del Parque Tecnológico de Álava, Alfonso Carlos Arriola Lacruz, con una inhabilitación de 4 años por ayudar en prevaricación administrativa; mientras que al Director de Juventud y Acción Comunitaria del Gobierno Vasco, Francisco Javier Sánchez Robles, se le impone una pena de prisión de más de 7 años por varios delitos cometidos.

Vitoria tendrá un nuevo juzgado

El Consejo de Ministros da luz verde al Real Decreto que permitirá la creación de 70 unidades judiciales en toda España.

Una jueza obliga a una pareja llamar «Zia» a su hija en vez de «Hazia»

La familia y ha anunciado que recurrirá la decisión a la Dirección General de la Seguridad Jurídica y Fe Pública.

La justicia amenaza con «prisión provisional» a los contrabortistas que se manifiestan frente Askabide

El Juzgado de Instrucción número de 4 de Vitoria también se pide a la Policía Local y a la Ertzaintza que hagan cumplir la orden

El TSJPV autoriza las manifestaciones contraabortivas frente a la clínica Askabide

Los contraabortistas acusaron a la clínica de "publicar varias noticias falsas en prensa, acusando a los voluntarios de organizar escraches y manifestaciones frente a su establecimiento"

Últimas noticias

Euskadi estudia exigir más seguridad privada en los locales de ocio nocturno

En Bizkaia se cometen más del 60% de los delitos con armas blancas, el 26% en Gipuzkoa y el 11% en Álava, principalmente en zonas urbanas.
- Publicidad -

Más noticias

- Publicidad -